Público
Público

Aído baraja restringir el aborto para las menores

El Ministerio de Igualdad estudia que la futura ley de interrupción del embarazo obliguea las jóvenes de 16 y 17 años a ir acompañadas de un mayor de edad si deciden abortar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Ministerio de Igualdad baraja la posibilidad de que la futura ley del aborto obligue a las menores a partir de 16 años que quieran abortar que estén acompañadas de un mayor de edad. El departamento que dirige Bibiana Aído estudia este requisito ante la polémica que ha generado la propuesta del comité de expertos de permitir que las menores a partir de 16 años puedan interrumpir su embarazo sin que sea obligatorio el consentimiento de los padres.

El objetivo, según señalan fuentes de Igualdad, es lograr el mayor consenso posible cuando la futura norma llegue al Congreso. Y si para ello es necesario introducir la figura de un mayor de edad que acompañe a la menor, desde el Ministerio no lo consideran 'inasumible'. Esta figura ya está contemplada en países como Francia, donde las menores de edad (incluidas las que aún no han cumplido los 16 años) que desean abortar deben acudir a una consulta previa a un centro de planificación familiar. Si las chicas no cuentan con el consentimiento paterno o desean mantener el secreto pueden ir acompañadas de un mayor de edad que ellas mismas designen.

En el ministerio ha sorprendido la oposición a que las menores a partir de 16 años puedan abortar, ya que desde Igualdad creen que la exigencia del consentimiento paterno no es coherente con la regulación general que existe en el resto de intervencionesclínicas.

La Ley de Autonomía del Paciente, aprobada en 2002, establece que a partir de los 16 años los menores pueden decidir respecto a cualquier prestación sanitaria, ya sea una intervención quirúrgica o un tratamiento médico. Únicamente se establecen tres excepciones en las que es necesario el consentimiento de los padres o tutores: las interrupciones voluntarias del embarazo, someterse a técnicas de reproducción asistida o participar en ensayos clínicos.

En el informe del comité de expertos se apunta además que igual que una mujer de 16 años puede casarse o que una menor a partir de 13 años puede consentir tener relaciones sexuales, también debe poder decidir si interrumpe de forma voluntaria su embarazo.

Desde la Asociación de Mujeres Jóvenes de Madrid se muestran completamente a favor de eliminar la excepción que establece la normativa sobre la autonomía de los pacientes. 'No nos parece mal que la futura ley del aborto introduzca la figura de un mayor de edad que acompañe a la menor, pero preferiríamos que este requisito fuese preceptivo en vez de obligatorio', explicaron.

En el Consejo de la Juventud de España, cuyo presidente Daniel Lescao se reunió ayer con Bibiana Aído para tratar la propuesta de los expertos para la futura ley del aborto, se muestran a favor de que los jóvenes tomen sus propias decisiones. Aunque, según matizó ayer el propio Lescao, el Consejo debe estudiar más a fondo el informe del comité y debatirlo entre todas las entidades antes de pronunciarse.

El derecho a abortar de las menores de entre 16 y 18 años se recoge en las legislaciones de países como Francia, Suecia, Dinamarca, Polonia y Canadá. En este último, las chicas mayores de 12 años pueden acceder al sistema sin necesidad de una autorización paterna. En Polonia, pueden decidir por sí mismas a partir de los 15 años; y en Grecia y Letonia se exige un mínimo de 16 años para ello.

En la última década se ha duplicado la tasa de embarazos no deseados entre las españolas de 10 a 17 años. Sólo durante 2007, 6.273 chicas menores de 18 se sometieron a un aborto. De ahí, que a la vista de estos datos, la intención del Gobierno es que la futura ley se apruebe en el marco de una normativa más amplia sobre educación sexual y reproductiva. Y en la que, sobre todo, se haga hincapié en la prevención.