Público
Público

Aído ve la "gran asignatura pendiente" en la falta de mujeres en puestos de responsabilidad

La vicepresidenta De la Vega opina que trabajar por la igualdad paritaria no debe ser patrimonio de ninguna ideología

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La ministra de Igualdad, Bibiana Aído, ha tildado —durante la inauguración de la segunda Cumbre Europea de Mujeres en el Poder que se celebra en Cádiz— de 'gran asignatura pendiente para la igualdad' la falta de mujeres en puestos de responsabilidad.

'La brecha salarial continúa discriminando a muchas mujeres en el mercado de trabajo', ha opinado Aído, quien ha apuntado que 'no podemos pretender una sociedad moderna y avanzada dando la espalda a un enorme capital humano'.

Para la ministra de Igualdad, 'la democracia paritaria es el punto de partida para la construcción de una democracia que integre a toda la sociedad', de manera que si el poder político se organiza de forma paritaria va a servir 'como espejo y como modelo' en el que se pueden mirar otras organizaciones de la vida económica y social.

En esta línea, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha asegurado que trabajar por la igualdad paritaria no debe ser patrimonio de ninguna ideología, 'sino una exigencia de calidad democrática', y que este principio debe ser una de las bases 'del nuevo modelo global'.

De la Vega ha recordado que la anterior cumbre se celebró en Atenas hace 18 años, en un momento en el que 'el mundo estaba cambiando', y que este segundo encuentro se produce también 'en otro momento histórico de gran transformación global de enorme calado'.

Según De la Vega, para que las políticas de igualdad sean eficaces no pueden ser sólo 'de reflexión y papel' sino que deben ser, además, 'de acción y presencia' por lo que ha abogado por que el espacio público 'se llene de mujeres' que las defiendan y conseguir una sociedad 'plenamente igualitaria'.

'Es urgente luchar contra la impunidad de la violencia machista' 

Ha hecho referencia a que la igualdad es uno de los principios que inspira la presidencia española de la UE porque, en su opinión, debe ser 'una de las bases sobre las que construir el nuevo modelo global'.

Ha considerado que 'es urgente' luchar contra la impunidad de la violencia machista y ha insistido en que ésta 'tiene carácter mundial y múltiples formas de manifestarse'.