Público
Público

AIG registra pérdidas récord y recibe más ayuda estatal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La aseguradora American International Group (AIG) registró el lunes la mayor pérdida trimestral en la historia de Estados Unidos y consiguió un nuevo paquete de ayuda estatal que podría no ser el último después de que el Gobierno volviera a concluir que su caída sería una amenaza para el sistema financiero mundial.

AIG tendrá acceso a 30.000 millones de dólares de capital fresco, tras haber recibido una ayuda de 150.000 millones de dólares el año pasado que le dio al Gobierno estadounidense una participación de casi el 80 por ciento en la empresa.

La última ayuda estatal evitará, por ahora, que las calificadoras de crédito bajen sus notas a la aseguradora, lo que le obligaría a realizar pagos que no puede cumplir.

La enorme pérdida del cuarto trimestre de 61.700 millones de dólares (casi 50.000 millones de euros), ó 22,95 dólares por acción, fue la quinta consecutiva de AIG. Esta cifra supone que perdió 465.000 dólares por minuto. En todo 2008, totalizó un saldo negativo de 100.000 millones de dólares.

El nuevo rescate llega sólo tres días después de que el Gobierno anunciara que se hará con una participación de alrededor del 36 por ciento en el gigante financiero Citigroup, que al igual que AIG está teniendo problemas para desprenderse de filiales y obtener dinero con el que pagar al Gobierno

El mercado es "un lugar bastante terrible" actualmente, dijo el presidente de AIG, Edward Liddy, en una teleconferencia, y agregó que arreglar la empresa podría llevar "varios años".

RIESGO SISTÉMICO

AIG opera en más de 130 países, como aseguradora de más de 100.000 entidades que dan empleo a más de 100 millones de estadounidenses.

"Dado el riesgo sistémico que aún implica AIG y la fragilidad del mercado, el costo potencial para la economía y los contribuyentes de la inacción del Gobierno sería extremadamente alto", dijeron en un comunicado conjunto el Tesoro y la Reserva Federal de Estados Unidos.

Además del nuevo capital, el Gobierno también advirtió que este rescate puede no ser el último para la empresa.

Según el rescate, la compañía podrá conseguir condiciones más indulgentes para su deuda y pagar una parte significativa de una línea de crédito existente, a través de un canje que dará al Gobierno una participación en acciones preferentes en dos de sus negocios de seguros de vida.

El nuevo paquete de rescate de AIG es el tercero desde el otoño pasado, cuando el Gobierno intervino para rescatar a la aseguradora, que hasta hace poco era la más grande del mundo según valoración de mercado.

AIG totalizó una pérdida anual de 99.290 millones de dólares, lo que borró las ganancias que venía acumulando desde principios de la década de 1990.

Liddy, quien fue nombrado en septiembre por el Gobierno para hacerse cargo de la aseguradora, afirmó que AIG se ha convertido en una firma "demasiado complicada, difícil de manejar y opaca" como para seguir operando tal y como está, y que hay planes para dividirla en varios negocios.