Público
Público

Air Comet deja en tierra a 7.000 pasajeros en un día

Fomento fleta varios vuelos desde hoy hasta el sábado. Díaz Ferrán afirma que el grupo negociará un acuerdo antes de suspender pagos. Presenta hoy el ERE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los dueños de Air Comet, Gerardo Díaz Ferrán, presidente de la patronal CEOE, y su socio, Gonzalo Pascual, decretaron ayer la muerte oficial de la aerolínea. Tras comunicar Pascual en la noche del lunes al Ministerio de Fomento que la compañía no podía seguir operando, incumplieron el plazo dado para presentar ayer un plan de cumplimiento de sus obligaciones con los pasajeros. Como resultado, Fomento retiró de forma fulminante la licencia a Air Comet por insolvencia.

La primera consecuencia fue que los tres vuelos previstos para ayer a Latinoamérica fueron cancelados, lo que dejó en tierra a unos 7.000 pasajeros dos días antes de Nochebuena (entre ellos, los jugadores de la selección peruana de fútbol). El Ministerio se encargará, con el coste a cargo de Air Comet, de los vuelos de vuelta y de los urgentes por 'situaciones de necesidad y razones humanitarias' desde hoy hasta el sábado 26 de diciembre. Pese a las negociaciones de Fomento, fue imposible reubicar en otras aerolíneas a los viajeros afectados porque tenían los aviones llenos.

De momento, Fomento ha fletado 4 vuelos. Hoy salen sendos vuelos a Lima y Buenos Aires; mañana, uno para Bogotá; y el viernes, otro para Quito. El Ministerio señala que 'seguirá fletando otros vuelos complementarios hasta el día 26 en función de la situación de necesidad de los pasajeros'. Iberia y Air Europa se han ofrecido para colaborar con Fomento.

Hasta la fecha, Fomento ha abierto dos expendientes a Air Comet: el primero, el 6 de noviembre, para investigar sus dificultades financieras. Y otro por incumplir sus servicios bajo amenaza de sanción de 4,5 millones, la misma cantidad por la que hipotecó hace meses su casa Díaz Ferrán para tapar otros agujeros.

Cuando se cierre el conflicto, Fomento reclamará por vía judicial el coste de los vuelos, 'porque el conjunto de ciudadanos no tiene por qué pagar una gestión, que no voy a calificar', señaló ayer el ministro José Blanco. Pascual le había asegurado por la mañana, antes de que expirara el plazo, que estaba buscando recursos para hacer frente a la situación.

Díaz Ferrán y su socio han tirado la toalla y han dejado caer la aerolínea.

Díaz Ferrán y su socio han tirado la toalla y han dejado caer la aerolínea. El banco alemán HSH Nordbank les ofreció hasta el 10 de enero para hacer un cierre ordenado y garantizar los vuelos con billetes vendidos, pero no quisieron esperar.

Los dueños de la empresa no han podido recabar el dinero para hacer frente a las deudas que acosan a Air Comet. La última, y la que ha dado la puntilla, ha sido la exigencia el viernes de un tribunal británico de embargar 17 millones de euros a Air Comet por no pagar el alquiler de cinco aviones, lo que suponía renunciar a ingresos futuros por esa cantidad.

Sumando un incumplimiento tras otro, la compañía seguía por la tarde sin ofrecer soluciones a Fomento.

La empresa presentará concurso de acreedores voluntario

La empresa presentará concurso de acreedores voluntario (antigua suspensión de pagos), pero antes abrirá una negociación con todos los acreedores para lograr un acuerdo previo, según explicó Díaz Ferrán a Público. Esta opción se abrió con la última reforma de la Ley Concursal, lo que da tres meses para presentar concurso tras comunicar a un juez la situación.

Hoy, Air Comet presentará un expediente de regulación de empleo (ERE) para toda su plantilla, de unos 650 empleados, según Díaz Ferrán. Lo resolverá la Comunidad de Madrid, que apoya al jefe de la CEOE.

Los usuarios de Air Comet se personarán en el concurso, aunque, de seguirse el procedimiento normal, tienen pocas posibilidades de cobrar.

Los 650 empleados de Air Comet no sabían ayer cómo contener su indignación. Llevan hasta siete meses sin cobrar sus sueldos y están hartos de que la empresa les engañe. El último episodio, que denuncia UGT Madrid, es que Air Comet ha pagado atrasos de forma discriminatoria, a directivos y a algunos trabajadores argentinos. Del resto se ha olvidado. Según los datos del sector aéreo de UGT Madrid, que dirige Ignacio Huertas, Air Comet ha pagado 213.583 euros a través de pagarés de Bancaja. Alguien debió decir a los afortunados que cobraron que abrir una cuenta en esa entidad era la forma más rápida de cobrar, sospecha UGT. Faltarían por pagar 342.000 euros del primer adelanto al que se había comprometido Díaz Ferrán. El presidente de la CEOE y de Air Comet prometió por escrito su garantía personal para respaldar los pagarés para abonar atrasos antes del pasado día 21, como refleja el documento enviado por los sindicatos de la aerolínea. El día 30 vencía el otro plazo dado por los trabajadores, que suspendieron la huelga ante la promesa de pago.Díaz Ferrán, “ha engañado, una vez más, a sus trabajadores”, dicen en un comunicado Sepla, CGT, USO y Stavla. Piden “que se audite su gestión al frente de Marsans”, la cabeza del grupo de Díaz Ferrán y su socio y “su inhabilitación profesional”. Díaz Ferrán “es una vergüenza para nuestra clase empresarial y no puede ir de compañía en compañía dejando por el camino los despojos de su nefasta e irresponsable gestión”, añaden.