Público
Público

Air Nostrum abandonará las rutas en pérdidas y negociará rebaja de salarios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La aerolínea Air Nostrum abandonará la mayor parte de las rutas en pérdidas la próxima temporada de verano, dejará en tierra 15 aviones y negociará con sus 1.800 empleados la reducción del salario y la jornada dentro de un plan de ajuste para afrontar la crisis económica.

La compañía valenciana, franquicia de Iberia para vuelos regionales, pasará a operar 42 aviones en lugar de los 57 actuales, el 9,2 % menos de asientos en kilómetro ofertado (AKO) dado que solo afectará a las aeronaves de módulo más pequeño, de 50 plazas, ha informado en un comunicado.

Desde el 25 de marzo, la flota operativa estará compuesta por 16 aviones de 50 plazas, 11 de 90 plazas, cinco de 72 plazas y diez de cien plazas.

Este plan de reducción de rutas está "muy avanzado" y quedará ultimado en los próximos meses, según el consejero delegado de Air Nostrum, Carlos Bertomeu.

Fuentes de la empresa han indicado a Efe que al no estar cerrado el plan no se ha determinado todavía qué rutas se abandonarán porque esta decisión depende de "muchos criterios" y no solo de la ocupación o los ingresos medios.

Según los resultados pendientes de cierre de la compañía, en 2011 transportó 4,8 millones de pasajeros y sumó unas pérdidas de 10 millones de euros.

La empresa está analizando el traslado de su sede de Valencia a Bilbao por cuestiones económicas pero por el momento no ha adoptado ninguna decisión al respecto, según fuentes de la empresa.

Bertomeu ha manifestado que se está analizando la posibilidad de establecer la base en Bilbao ante la dificultad de situar aviones de forma rentable desde la base de Valencia por la caída de un 40 % del ingreso medio en la ruta Valencia-Madrid y el descenso de la demanda en las rutas transversales desde el aeropuerto de Manises.

Ha agregado que no hay nada determinado al respecto, aunque debería tomarse una decisión antes del verano porque afecta a muchas personas y al diseño de la red, y en las próximas semanas están previstas varias reuniones con diferentes interlocutores tanto en Bilbao como en Valencia.

Dentro del plan de ajuste, este año la sustitución de los aviones de 50 plazas por otros de 70 a 100 asientos se ralentizará, con la previsión de que se incorporen cinco aeronaves, que se sumarán a las siete de 2011.

Otra de las medidas anunciadas es la reducción del salario y la jornada "en coherencia con la disminución de la producción" y con el objetivo, según la empresa, de evitar despidos.

Con ello se pretende reducir los costes salariales para poder recuperar los niveles de actividad de forma paulatina "conforme el mercado y la coyuntura económica lo permitan", indica la compañía.

Para incrementar ingresos, el servicio de catering será gratuito para la clase Business y se venderá a bordo para el resto de pasajeros.

El plan de ajuste hará frente al descenso de la demanda, el encarecimiento del carburante (que ha supuesto un sobrecoste de 23,2 millones), la caída del ingreso medio por pasajero (con un descenso del 14,8 % respecto a 2008) y la depreciación del euro.

Air Nostrum ha recordado que ya en 2009 adoptó medidas para afrontar la crisis mediante la incorporación de aviones de mayor capacidad, el recorte de costes y el abandono de rutas deficitarias, que le permitieron obtener un beneficio de 18,3 millones de euros en 2010 y recuperar las pérdidas del año anterior (16,2 millones).

Según indica el comunicado, con el ajuste de este año espera minorar el impacto negativo de la coyuntura económica y asegurarse su viabilidad futura.