Publicado: 07.10.2014 11:18 |Actualizado: 07.10.2014 11:18

Aislados tres posibles contagiados mientras Sanidad niega la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tres personas han sido puestas en régimen de aislamiento después de que este lunes se conociera el caso de la auxiliar de enfermería del Hospital Carlos III infectada por ébola después de tratar a los sacerdotes repatriados. Su marido, otra trabajadora del centro y un paciente nigeriano se encuentran bajo vigilancia. Éste último dio negativo el lunes en una prueba de ébola, pero debe esperar al miércoles para hacerse un segundo análisis y si sale negativo se le dará el alta.

La enfermera, que atendió al religioso Manuel García Viejo, contagiado por ébola en Sierra Leona, no es sospechosa de estar contagiada porque no tiene fiebre, pero sí diarrea. Según informa TVE, esta última será dada de alta en breve, tras descartarse que hubiera contraido el virus.

Por otra parte, Sanidad tiene localizadas a 52 personas, tanto trabajadores sanitarios como del entorno de la infectada. 30 de ellas son trabajadores del Hospital La Paz-Carlos III y 22 son personas de su entorno familiar y profesionales que le atendieron en los primeros instantes en el hospital madrileño de Alcorcón. Todos ellos deben tomarse la temperatura dos veces al día y se les ha aconsejado no salir de casa. Además, el gerente del Hospital La Paz de Madrid, Rafael Pérez-Santamarina, ha explicado que la auxiliar de enfermería tomó vacaciones un día después de la muerte de García Viejo, pero en este tiempo de descanso permaneció en Madrid, por lo que "no tuvo más contactos en el hospital", informa Efe. Aun así, la Comunidad de Madrid sigue trabajando en la localización de más personas que han tenido contacto con la auxiliar infectada.

Un día después de conocerse que el primer caso de ébola fuera de África ha tenido lugar en Madrid y tras las críticas de los sindicatos sanitarios por la falta de control en la gestión de la infección, la directora general de Salud Pública, Mercedes Vinuesa, ha insistido este martes en que "España tiene un sistema de salud robusto y eficiente para afrontar la prevención y el control de la infección".

La directora general, que ha iniciado su intervención en la comisión de Sanidad del Congreso hablando de África y ha dado pocos datos sobre el caso de la auxiliar infectada, ha insistido en que el ébola "no se transmite con demasiada facilidad", sólo por el contacto directo con los fluidos corporales. Así, ha destacado que España (con 24 casos, uno de ellos, positivo) es un país, según la Organización Mundial de la Salud, con un riesgo bajo de contagio. Sin embargo, ha recordado todas las medidas contra el brote que el ministerio ha llevado a cabo hasta ahora, desde el protocolo de seguridad para los trabajadores sanitarios —insuficiente según los sindicatos— hasta los controles en las fronteras, pasando por la información a los consulados.

Vinuesa ha recordado que el ébola "no se transmite hasta que no hay sintomatología" y ha informado de que se sigue investigando el mecanismo de infección de la auxiliar.

Unos 200 trabajadores del hospital universitario La Paz se han concentrado este martes a las puertas del centro sanitario para pedir la dimisión de la ministra de Sanidad, Ana Mato, y del presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, y en solidaridad con su compañera infectada por el virus del ébola, informa Efe. Los profesionales sanitarios han coreado gritos de "Ana Mato dimisión", "(Ignacio) González dimisión", "Queremos responsables" y "Sanidad pública", y han recibido el apoyo de familiares de enfermos y de usuarios del centro que se han unido a la concentración.

Minutos antes de la protesta, la secretaria de la sección sindical de CCOO en La Paz, Esther Quiñones, ha manifestado a los medios de comunicación que el centro "no estaba preparado para asumir este tipo de pacientes", en referencia a los dos misioneros españoles fallecidos por ébola en el hospital Carlos III. Ha asegurado que la dirección del hospital "desconoce qué parte del protocolo de actuación ha podido fallar para que se haya producido la infección" de una auxiliar de enfermería que permanece aislada en el Carlos III.

Quiñones ha subrayado que el personal sanitario ha llevado "a rajatabla" el protocolo que les facilitó el Ministerio de Sanidad y "aunque hoy no es el momento habrá que pedir responsabilidades", ha dicho.



http://www.quoners.es/debate/crees-que-ha-llegado-el-momento-de-dar-voz-a-los-tecnicos-y-expertos-por-encima-de-los-politicos-de-cualquier-partido