Público
Público

Ajustada victoria socialdemócrata por un escaño sobre el partido del Gobierno

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los opositores socialdemócratas del eurodiputado Borut Pahor lograron hoy una ajustada victoria, por un escaño, sobre los conservadores del primer ministro, Janez Jansa, con prácticamente el total de los votos escrutados y a falta de los sufragios por correo, que suponen el dos por ciento.

Según el escrutinio casi completo de los votos de las elecciones parlamentarias, aunque sin incluir el voto por correo, los "Social-Demócratas" (SD) ganaron con el 30,4 por ciento (29 escaños), por delante del conservador "Partido Demócrata Esloveno" (SDS), con el 29,3 por ciento (28 escaños).

El número de votos emitidos por correo desde el interior y exterior del país se estima en el 2 por ciento del total y sus resultados no se conocerán hasta el día 29.

Pohor, que fue cauteloso hoy ante sus seguidores y no quiso proclamar su victoria aún, se limitó a asegurar que, como hasta ahora, conducirá "una política de consenso, moderación y cooperación, ya que sólo la cooperación lleva al futuro".

Jansa, por su parte, tampoco quiso reconocer su derrota y recordó que debido al estrecho margen y a los votos por correo, el resultado final aún no es seguro.

"Creemos que SD y SDS pueden todavía igualarse, si no por el número de votos, por el número de diputados. Tampoco la llamada "troika" (SD-Zares-LDS) ha ganado la mayoría parlamentaria, de modo que todo es incierto", dijo el primer ministro.

Unos 1,7 millones de ciudadanos con derecho a voto estaban llamados hoy a elegir a los 90 diputados del Parlamento de esta pequeña república que formó parte de la antigua Yugoslavia.

La participación en los comicios de hoy fue del 62 por ciento, un poco más elevada que hace cuatro años.

El probable ganador deberá entablar ahora negociaciones con otros tres partidos para formar un gobierno de coalición.

Dos de sus eventuales futuros socios, "Zares" ("De Veras") y el Partido de Demócratas Liberales (LDS), lograron un mejor resultado del esperado, con el 9,4 y el 5,3 por ciento, respectivamente.

Sin embargo, junto con los dos diputados de las minorías nacionales -italianos y húngaros- esos tres partidos sólo obtendrían 45 de los 90 escaños, insuficientes para formar una coalición.

Por eso, Pahor deberá atraer también al Partido de los Jubilados (DeSUS), que hasta ahora estaba en el ejecutivo de Jansa, que se despide después de cuatro años en el poder.

Karl Erjavec, líder de DeSUS, dijo hoy que su grupo participará en cualquier gobierno que prometa elevar las jubilaciones y no dudó que Pahor pueda formar "un Gobierno bueno y estable".

La probable derrota del SDS estuvo acompañada por el mal resultado de sus socios en la coalición de gobierno, con Nueva Eslovenia (NSi) quedando fuera, mientras que el Partido Popular Esloveno (SLS) sólo entró en la Cámara debido al pacto electoral con el Partido de Jóvenes.

Parece que el reciente escándalo de corrupción relacionado con la compra de vehículos blindados de la compañía finlandesa "Patria" en la que Jansa está supuestamente involucrado, le costó un número decisivo de votos.

La carrera electoral estaba muy ajustada hasta el último momento y hasta el comienzo de la semana los pronósticos incluso preveían una victoria del primer ministro.

Los conservadores habían sufrido ya una derrota electoral en noviembre pasado, cuando en los comicios presidenciales triunfó el candidato del centro-izquierda, Danilo Türk.

Según su lema electoral "Responsabilidad por los cambios", Pahor parece haber convencido a los electores de que el país necesita cambios para poder seguir su camino de prosperidad y que el Gobierno de Jansa "lleva semillas de problemas futuros".

El eurodiputado alegó que el alto crecimiento económico de Eslovenia, del 5,5 por ciento en 2007, se vio acompañado por una "inflación récord", de hasta casi el 7 por ciento.