Público
Público

El ajuste económico y la globalización afectan a los gimnasios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La industria global de los gimnasios, que asciende a casi 70.000 millones de dólares (unos 56.500 millones de euros), se está enfrentando a las consecuencias de una difícil situación económica, mientras intenta aprovechar las oportunidades de la globalización, según un nuevo informe.

Las grandes cadenas de gimnasios llegaron a alejados mercados y los más pequeños intentaron atraer a los consumidores más preocupados por su presupuesto en 2009, según el Informe Mundial de la Asociación Internacional de Salud, Juegos de Raqueta y Gimnasios (IHRSA, por sus siglas en inglés) sobre el estado de la industria.

"Los gimnasios que tienen éxito en Europa y Estados Unidos son los de alta calidad o los de bajo presupuesto, porque las personas quieren gastar menos pero seguir siendo miembros", dijo la portavoz de IHRSA Alison O'Kane.

"Se está reduciendo mucho el mercado intermedio", agregó.

En Estados Unidos, las cadenas de gimnasios tuvieron mejores ganancias el año pasado, pero el número de complejos cayó levemente. La inscripción en Europa aumentó un 4 por ciento, liderada por Reino Unido, Alemania y Holanda.

"Europa y Estados Unidos son los mercados más avanzados, por eso las tendencias comenzarán allí. Hay más gimnasios abiertos en Europa, pero Estados Unidos tiene un promedio de más miembros", dijo O'Kane.

Más de 128.000 centros ofrecieron sus servicios a 119 millones de personas en todo el mundo en 2009. Y, pese a la debilitada economía, las grandes cadenas intentaron extender su alcance global.

La franquicia de gimnasios femeninos The Curves ya está presente en 76 países y espera llegar a Rusia, China e India para el otoño de 2010. O'Kane agregó que Gold's Gym tiene varias sucursales en Egipto.

Y Anytime Fitness, una cadena mixta con 1.300 gimnasios en todo el mundo, firmó recientemente un acuerdo de franquicia con Japón, que había sido uno de los mercados más cerrados.

"Muy pocas marcas extranjeras habían intentado entrar en el mercado japonés. Y las cadenas japonesas se quedaron en el país", añadió O'Kane.

La portavoz opinó que, si bien la globalización ha reducido las diferencias entre los países, aún persisten algunas.

"En Europa hay muchos más centros comunitarios que tienen piscina, fútbol y máquinas para hacer ejercicio. El modelo de los grandes gimnasios es exclusivo de Estados Unidos", puntualizó.

O'Kane dijo que la industria global, que tiene 40 años, evolucionó a partir de las actividades propias de cada región.

"Cada país tiene algo así como un origen de la actividad física del cual surgió la industria de los gimnasios. Es una cosa cultural", sostuvo.

"El mercado japonés creció a partir de las piscinas de natación. Ese fue el centro. Luego agregaron un gimnasio. Los complejos en Holanda se desarrollaron primero en las artes marciales y, en Estados Unidos, en las pistas de tenis", detalló.

¿Cómo será el futuro para la industria de los gimnasios? O'Kane pronosticó un vuelco hacia el bienestar de la salud.

"El sector está intentando reposicionarse como la solución al problema mundial de la obesidad", dijo. "Países como Canadá están ofreciendo incentivos impositivos para que la gente se anote en los gimnasios. A Suiza y Sudáfrica también les está yendo bien", agregó.

Para la portavoz, esto también está ocurriendo en Estados Unidos, pero de forma mucho más lenta.

"Tenemos que encontrar la manera de promover la salud, trabajando con los gobiernos, las aseguradoras y los médicos. Sin extender acuerdos de este tipo vamos a crecer a un menor ritmo", explicó.