Público
Público

Los ajustes no ayudan a Canarias

Este verano, el turismo nacional será clave para el sector servicios

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Paradójicamente, los planes de ajuste económico con los que los países de la zona euro pretenden salir de la crisis pueden ahogar la reactivación de la economía de las Islas Canarias.

Las elevadas tasas de paro que tienen las países europeos, sumadas a las subidas de impuestos con las que las economías intentan equilibrar sus cuentas públicas, más el clima de incertidumbre y desconfianza que se percibe en los mercados, obligan a muchas familias a reducir gastos y asumir sacrificios. Y en verano, uno de los capítulos más propicios en los que meter las tijeras para recortar flecos es el consumo de ocio.

La economía canaria ya ha empezado a probar el sabor agrio que destilan las medidas de ajuste. Algunos datos apuntan a que, desde septiembre, los precios en los servicios hoteleros han disminuido en torno a un 5%, ajuste que obstaculiza la recuperación del turismo, el sector económico más importante en el PIB canario, que se prevé que este año descienda un 1%.

Los ajustes en la eurozona pueden retrasar la recuperación canaria

El portal económico Hispalink, especializado en estudios económicos regionales, pronostica que la actividad turística de las islas descenderá un 1,6% durante este año. 'El ajuste que se ha producido en los precios del sector, sumado a que las pernoctaciones han descendido, ha provocado que el turismo canario aún no se haya recuperado como se esperaba', reconoce el secretario general de la Cámara de Comercio de Lanzarote, Bernardino Jiménez.

'Claro que afecta. Hay un mercado exterior sobre el que influyen los planes de ajuste, a lo que hay que sumar el factor crisis', explica, por su parte, el secretario de Acción Sindical de Comisiones Obreras de la federación Canaria de Comercio, Hostelería y Turismo, Pedro Casanova.

Un buen reflejo de las dificultades por la que atraviesa el sector terciario de las islas es el dato del desempleo. Según los últimos resultados de la Encuesta de Población Activa (EPA), el sector servicios expulsó en el mes de julio 23.200 personas, en una de las regiones del país más azotadas por el problema del paro, con una tasa que se aproxima al 30%, la más alta de España, aunque Casanova entiende que 'existe una economía sumergida muy importante vinculada al turismo y al comercio, por lo que no creo que el desempleo alcance una cifra tan alta'.

'El turismo que viene a Canarias va por ciclos. Depende del año, vienen más visitantes del Reino Unido, Alemania o nórdicos, sobre todo de Noruega', reconoce Jiménez.

Sin embargo, Hispalink señala que, este verano, el comportamiento del sector dependerá en gran parte de la demanda del turismo del resto de España, que, durante el primer cuatrimestre del año, creció un 12% respecto al mismo periodo del 2009.

La tasa de desempleo de Canarias se aproxima al 30%

'Se están llevando a cabo llamamientos para atraer el turismo nacional. Ya se está notando una mayor afluencia de visitantes españoles. Ahora hay más turistas españoles que el año pasado en estas mismas fechas, sobre todo en las islas periféricas', apunta Casanova.

Otro de los sectores en el que más se notará las restricciones del gasto público será en el sector del ladrillo, para el que se prevé una caída del 3,5% para este año. Según Hispalink, la construcción de edificios se redujo un 11,5% durante el primer trimestre del año a lo que se añade el probable descenso de las obras públicas, aunque el mayor drama procede del paro que genera (6.300 personas en julio, según la EPA): 'Se trata de un desempleo que, por sus características, es de difícil recolocación' afirma Jiménez.