Público
Público

Al fondo hay sitio (para hacer esquí de fondo)

Esta pujante disciplina adquiere este invierno especial protagonismo en la comunidad aragonesa con la creación de la nueva asociación de Espacios Nórdicos de Aragón.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

También es posible calzarse unos esquís y disfrutar de las montañas pletóricas de nieve de una manera diferente, más tranquila. El esquí nórdico tiene cada vez más adeptos gracias a que la técnica es sencilla y resulta menos exigente. Además permite hacer deporte en compañía y nos lleva a lugares y rincones a los que los esquiadores alpinos nunca llegarían.

La recién creada Asociación de Espacios Nórdicos de Aragón integra a los ocho circuitos de esquí de fondo de la comunidad aragonesa. Siete de ellos están ubicados en los Pirineos y uno en los Montes Universales, en la provincia de Teruel. De esta manera se pretende desarrollar este sector turística y deportivamente, reivindicando los espacios nórdicos dentro del sector de la nieve en Aragón.

En conjunto, estos ocho espacios nórdicos suman 41 pistas, que en la última temporada de invierno consiguieron atraer a 30.000 aficionados hasta sus 156,2 kilómetros de rutas esquiables.

La excelente ubicación de estos circuitos permite practicar este deporte en algunos de los parajes naturales más espectaculares de Aragón. Los espacios nórdicos de Linza, Lizara y Oza-Gabardito se encuentran en el Parque Natural de los Valles Occidentales, teniendo como referencia los municipios de Ansó, Hecho y Aragüés del Puerto. Muy próximo está el circuito de Candanchú, en el corazón del Valle del Aragón.

En las inmediaciones del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido se sitúan los circuitos de Fanlo-Valle de Vió y el de Pineta, en Bielsa. Mientras que Llanos del Hospital se ubica en el Valle de Benasque, en el Parque Natural Posets-Maladeta.

Por último, el municipio de Griegos, en la provincia de Teruel, alberga la estación de Muela de San Juan, localizada en plena Sierra de Albarracín, a 1.836 metros de altitud.

Aunque el esquí de fondo es el deporte estrella de la mayoría de estos espacios nórdicos, sus pistas permiten practicar infinidad de actividades y modalidades deportivas: desde las cada vez más populares raquetas, hasta excursiones back-country, escalada en hielo, trineos de perros o incluso fabricación de iglús. Además, los ocho circuitos cuentan con establecimientos que alquilan todo el material necesario para la práctica de estas actividades.

El esquí de nórdico o esquí de fondo nórdico tiene su origen como medio de desplazamiento en los países nórdicos. Esquiando con el talón libre, la forma alargada de los esquíes facilita la bipedestación y los bastones permiten impulsar la marcha. Hay dos modalidades básicas de esquí nórdico, las técnicas clásica y patinador. En Espacios Nórdicos de Aragón podrás practicar el esquí nórdico en 138 km de pistas tratadas y balizadas.

Los trineos de perros (el mushing) tienen también su propio espacio en los circuitos de fondo de Aragón. Una actividad nórdica trepidente de velocidad y técnica en la que la complicidad del musher con sus perros juega un papel fundamental. Existen diversas modalidades: el canicross (el musher corriendo y ayudado por un sólo perro); el bikejöring (en el que el musher utiliza un patinete o bicicleta con pedales ayudado por uno o dos perros); el skijöring (con esquíes de fondo ayudado por uno o dos perros); el triciclo (en un vehículo de 3 ruedas ayudado por 3 ó 4 perros); y el cart o trineo (un trineo equipado con 4 ruedas o patines para la nieve ayudado por entre 6 y 12 perros).

El Back-Country es una modalidad de esquí nórdico fuera pista. Unos esquíes más anchos y una superficie antideslizante permiten realizar suaves ascensos y descensos utilizando la técnica del Telemark, siempre con el talón libre. Se puede realizar tanto en pistas pisadas como fuera pista en nieve polvo.

Candanchú tiene 15 Km. de pistas, distribuidos en 3 recorridos balizados y pisados, que discurren por espacios orientados al Norte, a través de un magnifico bosque de hayas. El valle de Vió, en Fanlo, limítrofe con el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido, es el espacio nordico de mayor altitud, 1.875-2.100 m., lo que asegura una gran cantidad y calidad de nieve. Linza, en la cabecera del valle de Ansó, bajo el Petrechema y La Mesa de los Tres Reyes, se ubica dentro del Parque Natural de los Valles Occidentales. Lizara se halla a 11 km de Aragües del Puerto, en pleno Parque natural de los Valles Occidentales. Las pistas de Gabardito y Espata, en la Selva de Oza, resultan ideales para el esquí de fondo. El Valle de Pineta es uno de los escenarios más bellos del Pirineo Aragonés, flanqueado por un impresionante macizo rocoso que culmina con el Monte Perdido. Situado en el centro del Parque Natural Posets-Maladeta, Llanos del Hospital permite disfrutar de una gran riqueza paisajística: glaciares, bosques de pino negro con su hábitat propio... Al estar ubicada en la cara norte del macizo de Aneto-Maladeta, se caracteriza por tener un microclima privilegiado

La Sierra de Albarracín esconde un espacio ideal para la práctica del esquí nórdico y los paseos con raquetas. En la Muela de San Juan, y dentro del bosque, discurren los 12 km. de pistas de este espacio nórdico.

Lejos de lo que muchos creen, el placer de la nieve no es sólo cosa de unos pocos, ya que en cualquiera de estas modalidades, está al alcance de todos. Sólo tienes que abrigarte, disfrutar de la naturaleza de montaña en invierno y dejarte llevar entre la nieve virgen.


Espacios Nórdicos de Aragón
Nieve de Aragón