Público
Público

Al menos 15 muertos en tiroteos por el narcotráfico en México

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una serie de hechos violentos relacionados con el narcotráfico causaron el viernes la muerte de al menos 15 personas y tres heridos en el estado de Nuevo León, en el más reciente episodio de una sangrienta guerra del narcotráfico en el país.

Por la tarde, soldados se enfrentaron a balazos con supuestos sicarios del cártel de las drogas del Golfo durante un operativo en una finca en el municipio de Benito Juárez, aledaño a Monterrey, capital del estado de Nuevo León.

En el lugar murieron ocho supuestos sicarios de los Zetas -brazo armado del cártel del Golfo-, entre ellos Ricardo Almanza, alias "El Gori", considerado uno de los responsables de la muerte del jefe de la policía del vecino municipio de García, Juan Arturo Esparza, asesinado a inicios de noviembre, dijo el fiscal del estado, Alejandro Garza.

"Se realizó un operativo en el que intervinieron las Fuerzas Armadas, principalmente la Marina (...) para localizar el refugio de personas ligadas con la delincuencia organizada", dijo Garza.

El fiscal estatal señaló que también murió uno de los líderes locales del cártel del Golfo identificado como "El Flaco", pero de quien no se proporcionó el nombre.

Poco después, militares iniciaron una persecución por las calles de Benito Juárez de un convoy de al menos una decena de camionetas en las que supuestos sicarios iban a bordo, desatándose un tiroteo.

Este nuevo enfrentamiento dejó un saldo de tres personas muertas dentro de una de las camionetas involucradas en la persecución y que se incendió. De las víctimas, uno era un presunto pistolero y dos eran narcomenudistas, dijo Garza, quien señaló que a unos metros de la camioneta se encontró el cuerpo de otra víctima.

Un mujer murió mientras viajaba en su camioneta con su familia al quedar expuesta a las balas durante la persecución. Una niña de 12 años a bordo del vehículo recibió un balazo en la cabeza y su estado era grave señaló Garza.

Otro menor que no iba en el automóvil fue herido también en la cabeza y su estado era grave, mientras que una mujer que recibió balazos en las piernas estaba "estable", señaló el responsable.

Más tarde, un comando armado entró en una casa de arraigo de la policía en Monterrey y liberó a 23 personas entre secuestradores y delincuentes comunes, en lo que Garza calificó como una respuesta del crimen organizado al operativo militar.

"Esperamos que en las próximas horas pueda haber (más) reacciones" del crimen organizado, dijo el fiscal, quien señaló que los agresores mataron a dos policías federales durante el asalto a la casa de arraigo.

En todo el país, la guerra contra el narco ha dejado más de 15.000 víctimas mortales desde que el presidente Felipe Calderón asumió el poder a finales de 2006.

Pese a la ayuda antidrogas de Estados Unidos, el enfrentamiento amenaza con sobrepasar a las fuerzas de seguridad mexicanas ante los vastos arsenales de granadas y armas personales de los narcos.