Público
Público

Al menos 17 muertos y 23 heridos en un doble atentado en Noruega

Una bomba explota en la sede gubernamental en Oslo y una persona disfrazada de policía, ya detenida, dispara contra los jóvenes del campamento de verano del partido Laborista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un doble atentado contra el Gobierno noruego se ha saldado, por el momento, con al menos 17 muertos y al menos 23 heridos en la capital del país, Oslo, y en una isla cercana, Utoya, donde se celebraba el campamento juvenil de verano del partido Laborista.

Poco después de las 13.00 horas (hora local), una bomba provocaba una fuerte explosión en la sede del Gobierno noruego en Oslo, en lo que ya es el primer atentado de la historia de Noruega. La policía baraja dos premisas: la primera, que la bomba estuviese situada entre el despacho del primer ministro, Jens Stoltenberg, y el recién elegido ministro de Petróleo y Energía, Ola Borten Moe, considerado por las autoridades poco después del atentado como el objetivo del ataque. La segunda opción es que hubiera explotado un coche bomba aparcado frente al edificio gubernamental.

Tanto Stoltenberg, que no se encontraba en su despacho en el momento de la explosión, como Borten se encuentran bien.

Varios edificios gubernamentales sufren serios daños materiales y, hasta bien entrada la tarde, alguno aún continuaba en llamas. El centro de la capital ha sido evacuado por las autoridades, que han instando a la población a refugiarse en sus casas y a limitar el uso de teléfonos móviles.

El segundo ataque se produjo dos horas después de la explosión, cuando la policía confirmaba que una persona disfrazada de agente policial comenzó a disparar contra los jóvenes congregados en el campamento de verano del partido Laborista, que se estaba celebrando al oeste de Oslo, en la isla de Utoya, y donde estaba prevista la presencia del primer ministro.

La isla se encuentra custodiada por varias unidades de la policía antiterrorista, que ya investigan el suceso. Según la policía, han muerto al menos nueve personas y siete han resultado heridas. Varios han intentado escapar a nado de la isla, según imágenes de la cadena noruega NRK. La policía busca ahora posibles ahogados.

Existe una clara conexión entre ambos ataques, según la policía noruega

La policía ha detenido ya al supuesto asesino: un noruego de 1,90 metros. En una rueda de prensa posterior a la detención, las autoridades han señalado que existe una clara conexión entre ambos ataques y sospechan  que la persona detenida haya sido la causante de ambos atentados.

En un primer momento, y según publicó el diario estadounidense The New York Times citando a un 'experto' en terrorismo, el grupo yihadista Ansar Al Jihad Al Alami (Los partidarios de la Yihad global) había reivindicado el atentado, aunque posteriormente se han retractado. Este cambio ha aumentado las sospechas de que los atentados tienen que ver con un asunto de política nacional noruega, según las autoridades del país, que ya han descartado que se trate de 'terrorismo internacional'.

Actualmente, los hospitales de Oslo han desplegado a la totalidad de sus ambulancias entre la capital y la isla con el fin de poder trasladar al máximo de personas posibles. Asimismo, han solicitado sangre del tipo 0- y 0+.

La policía también ha evacuado la estación de ferrocarril de la capital y la sede del canal de televisión noruego TV2 por razones de seguridad.

Número de teléfono de Oslo para familiares de afectados: 23015144 y 22118080