Público
Público

Al menos 19 desaparecidos tras desplomarse tres edificios en Río

Se desconocen las causas del derrumbe aunque todo apunta a una explosión de gas. Los bomberos ven complicado hallar personas con vida.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Tres edificios de oficinas se desplomaron la pasada madrugada en las inmediaciones del Teatro Municipal de Río de Janeiro, en pleno dentro de la ciudad carioca. El primero en derrumbarse fue el Edificio Liberdade, de 20 plantas, en la Avenida 13 de mayo, que cayó sobre un comercio de cuatro pisos que estaba vacío en el momento del incidente. A continuación otro, el Edifício Colombo, de 10 plantas, situado justo delante, caía también.

Según el diario O'Globo, el primer recuento habla de 11 personas muertas -sin confirmación oficial-, pero los equipos de rescate están manejando una lista de 19 desaparecidos. Los bomberos trabajan a destajo para retirar los escombros, aunque el coronel Sergio Simoes dijo al Jornal do Brasil que 'las posibilidades de encontrar a gente con vida son muy pequeñas'.

Sobre las causas del derrumbe, Simoes fue cauto: 'Es una situación muy difícil. Es demasiado pronto para hacer una valoración'. En un primer momento, por el testimonio de varios vecinos que hablaron de un fuerte olor a gas y dos explosiones, se especuló con la posibilidad de que se hubiera producido una fuga.

Sin embargo, para Eduardo Paes, alcalde de la ciudad, es más probable que se trate de un problema estructural. En el edificio más alto se estaban realizando obras de reparación  en el tercer y el noveno piso. Los heridos por el momento serían cinco, según O'Globo, que cita fuentes del Hospital Souza Aguiar.

El lugar del accidente es el más céntrico de Río de Janeiro, una zona de edificios de oficinas y de tiendas, muy próximo del Teatro Municipal y a una manzana de la Cámara Municipal y de la sede de la petrolera estatal Petrobras y del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES).

El hecho de que el derrumbe se haya producido de noche evitó una tragedia de grandes proporciones pues por la zona circulan de día miles de personas. Después del derrumbe el metro cerró las cuatro estaciones más próximas al accidente como medida preventiva, según informó la dirección del tren subterráneo.