Público
Público

Al menos 22 muertos y 30 heridos en un atentado en Irak

La insurgencia ataca por partida doble la residencia del gobernador de Qadesiya, a 180 kilometros de Bagdad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Dos explosiones en un puesto de control en la ciudad iraquí de Qadesiya, en la provincia de Diwaniya, causaron la muerte de al menos 25 personas. En el ataque, que tuvo lugar a la entrada de la residencia del gobernador de la localidad, Salem Husein Elwan, resultaron heridas además otras 34 personas.

Según fuentes hospitalarias consultadas por la agencia Reuters, la mayor parte de las víctimas son policías que se encontraban en el puesto de control de acceso al complejo en el momento de los atentados. El gobernador de Qadesiya Salem Husein Elwan salió ileso.

La doble explosión causó importantes destrozos en la vivienda del gobernador, situada en el centro de la ciudad de Diwaniya, capital de Qadesiya, a 180 kilómetros al sur de Bagdad. También resultaron dañados varios edificios de la zona, así como coches aparcados en los alrededores y vehículos de la Policía encargados de custodiar al gobernador. 

Tras el ataque, las fuerzas de seguridad iraquíes cerraron los accesos a la ciudad e intensificaron las medidas de vigilancia ante el temor a nuevos atentados.

Por el momento hay dos versiones del ataque. Segun la agencia EFE y la cadena británica BBC, las explosiones fueron causadas por la detonación de los artefactos que había colocados en dos coches.

Sin embargo, Reuters asegura que una de las explosiones fue causada por un terrorista suicida. 'Escuché una fuerte explosión y justo a continuación hubo otra. Abrí la puerta y estaba todo lleno de humo blanco. Se podía oler la sangre y cuando giré la cabeza vi a tres agentes en el suelo', dijo a la agencia británica un residente.

La vivienda de Husein se encuentra en el centro de la localidad, (a unos 180 kilómetros de Bagdad) lo que ha contribuido a que el atentado fuera más destructivo. Se desconoce si el gobernador estaba en su casa o si ha resultado herido.

En las últimas fechas, la insurgencia iraquí ha conseguido perpetrar varios ataques contra edificios oficiales o cargos del Gobierno. El último de este tipo de atentados tuvo lugar la semana pasada en Baquba, cuando un grupo de hombres armados y de terroristas suicidas atacaron el edificio del Consejo provincial matando a ocho personas.