Público
Público

Al menos 23 arrestados en Sídney tras interrumpir el servicio ferroviario en una planta de carbón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Al menos 23 personas fueron detenidas después de que 40 ecologistas lograran hoy cerrar la vía de tren que conduce a una planta de carbón a las afueras de Sídney, la mayor ciudad de Australia, tras encadenarse a uno de los vagones.

Los activistas de la organización Rising Tide Newcastle querían protestar así contra el acuerdo de mínimos alcanzado ayer en la Conferencia de Cambio Climático de Naciones Unidas en Copenhague, según un comunicado.

Su portavoz, Steve Phillips, afirmó en la nota que Australia, Estados Unidos y otras naciones industrializadas condenaron al fracaso las negociaciones por su empeño en no reducir sus niveles de emisiones contaminantes para luchar contra el calentamiento global.

"Podían haber conseguido algo grande, pero fracasaron. Dejaron que su avaricia triunfara sobre la supervivencia de la vida en el planeta", dijo el ecologista.

Rising Tide Newcastle afirma que la industria del carbón en Australia es la mayor contribución de su país al fenómeno del cambio climático.

Por ello, escogieron esta planta a las afueras de Sídney, cuya vía ferroviaria tuvo interrumpido su servicio durante seis horas a raíz de la protesta, que finalmente fue disuelta por la Policía.

El líder del Partido de los Verdes australiano, Bob Brown, advirtió al sector del carbón que se prepare para más actos como el de hoy, puesto que "la sociedad civil se está hartando cada vez más de la inacción de los políticos de los grandes partidos que no hacen nada para frenar el calentamiento global".