Publicado: 01.03.2014 20:12 |Actualizado: 01.03.2014 20:12

Al menos 29 personas mueren acuchilladas en un estación de China

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al menos 29 personas han muerto y 130 han resultado heridas, después de que "más de diez sospechosos terroristas" asaltaran a la multitud con cuchillos en la estación de tren de Kunming (capital de la provincia meridional de Yunnan).

El ataque se produjo alrededor de las 21.20 hora local del sábado (13.20 GMT) dentro de la estación y las autoridades locales lo adjudican a las "fuerzas separatistas de Xinjiang", provincia noroccidental de China, hogar de la etnia minoritaria uigur, según publica hoy la agencia oficial Xinhua.

La Policía ha matado a disparos a cinco de los presuntos asaltantes y continúa intentando detener al resto, mientras los heridos han sido ingresados en al menos diez hospitales de la ciudad. Liu Chen, un estudiante de 19 años de la ciudad central de Wuhan (provincia de Hubei), se encontraba en la estación esperando para comprar un billete cuando el ataque ocurrió.

"Al principio, pensé que era sólo alguien peleando, pero luego vi sangre y escuché a mucha gente gritar, y sólo corrí", declaró el joven, citado por Xinhua. Un ciudadano de Yunnan, Yang Haifei, dijo a la agencia china desde el hospital que fue acuchillado en el pecho y en la espalda, aunque las heridas no resultaron de gravedad, mientras intentaba comprar un billete de tren.

"Entonces vi a un grupo de gente entrar aprisa a la estación, la mayoría de ellos vestidos de negro, y empezaron a atacar a todos", señala, y agrega que las personas que "fueron más lentas son las que resultaron más severamente dañadas". "Muchos se caían al suelo del pánico", agrega.

Algunas fotografías subidas por los ciudadanos a Weibo, el Twitter chino, muestran a la Policía local patrullando la estación, que no se sabe de momento si sigue acordonada, y a médicos trasladando a los heridos al hospital.

El presidente chino, Xi Jinping, ha urgido a que se aplique la ley para resolver el "caso del ataque terrorista en Kunming y se castigue a los terroristas de acuerdo a las normativas". Xi ordenó a las "partes relevantes que supriman con firmeza el rampante terrorismo y sean conscientes de la gravedad y complejidad de la situación".

También líder de la Comisión Nacional de Seguridad, un organismo creado a finales de año como parte de las reformas programadas por el nuevo Gobierno chino, Xi instó a que "se refuerce la lucha contra las actividades terroristas en todas sus formas".

Un ataque perpetrado el pasado octubre en la plaza de Tiananmen, cuando un automóvil invadió la emblemática ágora y se incendió a las puertas de la Ciudad Prohibida, causando 5 muertos y al menos 40 heridos, también fue atribuido a fuerzas separatistas de Xinjiang.

No obstante, algunas organizaciones uigures en el exilio negaron la implicación de estos grupos en los ataques, y denunciaron el aumento del acoso por parte de las autoridades chinas contra esta etnia minoritaria de religión musulmana, enfrentada en ocasiones a la mayoritaria han en Xinjiang.

Xi ha enviado a algunos miembros del Gobierno, entre ellos Meng Jianzhu, líder de la Comisión de Asuntos Políticos y Legales del Partido Comunista (PCCh), a Kunming para visitar a las víctimas.

Por su parte, el primer ministro, Li Keqiang, pidió a las fuerzas de seguridad que aumenten la prevención y las medidas de control para garantizar la seguridad en los espacios públicos.