Publicado: 20.08.2014 18:09 |Actualizado: 20.08.2014 18:09

Al menos 36 muertos en Hiroshima por aludes de lodo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Al menos 36 personas, entre ellos varios niños, murieron el miércoles en Japón cuando unos aludes provocados por lluvias torrenciales impactaron en las afueras de la ciudad de Hiroshima, dijo la policía, que agregó que la cifra de fallecidos podría aumentar.

Siete personas estaban desaparecidas después de que el equivalente a un mes de lluvia cayera durante la noche, aflojando laderas ya saturadas por fuertes precipitaciones durante las últimas semanas.

"Hubo lluvia y truenos toda la noche, cayendo con tanta fuerza que tenía miedo de salir a la calle", dijo un residente a Fuji TV. "Gotas muy grandes. Nunca he visto algo así", agregó.

Los helicópteros sobrevolaban la zona, trasladando a supervivientes, mientras el personal de rescate buscaba personas entre el lodo y montones de piedras en las zonas residenciales a unos cinco kilómetros del centro de la ciudad.

Entre los cuerpos desenterrados de entre los escombros había dos hermanos, de 11 y 2 años, cuya casa fue golpeada por un alud mientras dormían.

Una mochila escolar roja de un niño podía verse entre los escombros. Las casas habían sido arrastradas 100 metros por el alud en la zona más afectada, donde el denso lodo, que llegaba a la altura de la rodilla, dificultaba las tareas de rescate.

"Hubo una lluvia torrencial y la calle frente a mi casa se convirtió en un río", dijo un hombre de unos 70 años al canal de televisión nacional NHK.

Las autoridades de la ciudad de Hiroshima emitieron una advertencia de evacuación una hora después del primer alud.

"Algo salió mal en nuestro análisis (de la situación). No logramos emitir una advertencia de evacuación antes del desastre. Mirando hacia atrás, creo que esto es algo que necesitamos cambiar", dijo un responsable del departamento de bomberos de la ciudad.

En momentos en que la tierra escasea en muchas partes de Japón, las ciudades a menudo se expanden hacia zonas montañosas, dejándolas vulnerables a los deslizamientos de tierra.

Cerca de 240 milímetros de lluvia cayeron en la zona en las últimas 24 horas hasta la mañana del miércoles, un nivel récord que equivale a un mes de lluvia en un mes normal de agosto, dijo la Agencia Meteorológica. Casi la mitad de esa cantidad de lluvia cayó en una hora el miércoles.

Algunas carreteras cedieron bajo la fuerza de un alud, mientras que los flujos de lodo se abrieron paso por los barrios, convirtiendo algunas casas en montones de escombros.

Se esperaban más lluvias en el oeste de Japón para el miércoles más tarde.

El primer ministro japonés, Shinzo Abe, interrumpió sus vacaciones de verano para regresar a Tokio y dijo que enviará a cientos de efectivos militares para ayudar con los esfuerzos de rescate.

Una sucesión de aludes provocó 31 muertos en Hiroshima en 1999, entre ellos seis en la misma zona castigada el miércoles.