Público
Público

Al menos 60 detenidos en una operación contra la pornografía infantil

Se desarrolla en 28 provincias españolas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Policía Nacional ha detenido a 60 personas y ha imputado a otras 25 más, entre ellas cuatro mujeres, en una amplia operación contra la tenencia y distribución de pornografía infantil a través de Internet, desarrollada en 28 provincias españolas.

En la operación, en la que han participado más de 200 agentes, se han practicado 80 registros en los que se han intervenido 180 discos duros, 17 ordenadores y 11 portátiles, y 1.678 CD y DVD con material pedófilo.

La investigación se inició después de que varios ciudadanos de Badajoz, Madrid y Valencia denunciaran en la Brigada de Investigación Tecnológica de la Policía Nacional (BIT) la existencia en la Red de varios vídeos que mostraban imágenes de gran dureza, agresiones y abusos sexuales sobre niños de corta edad.

Se han practicado un total de 80 registros 

A partir de ese momento, la BIT coordinó las pesquisas para identificar a los titulares de las conexiones desde las cuales se había distribuido el material pedófilo.

Se han practicado un total de 80 registros y se ha detenido a 60 personas en Madrid (5), Barcelona (12), Alicante (4), Asturias (3), Cantabria (5), Sevilla (3), Guipúzcoa (3), A Coruña (2), Cádiz (2), Tenerife (2), Jaén (2), Valencia, Navarra, Murcia, Málaga, Logroño, Ibiza, Granada, Ceuta, Almería, Burgos, Palma de Mallorca, Tarragona, Segovia, Pontevedra, Valladolid, Guadalajara y Ourense.

La investigación ha sido coordinada por la BIT, de la Comisaría General de Policía Judicial, y ha contado con la participación de agentes de las diferentes plantillas policiales implicadas.

En una nota, la Policía Nacional ha recordado que cualquier ciudadano que detecte un archivo de carácter pedófilo en la Red puede acudir a la comisaría más cercana o denunciar el hallazgo en la dirección de correo electrónico de la Brigada de Investigación Tecnológica: denuncias.pornografia.infantil@policia.es

En todos los casos, los grupos especializados de la Policía Nacional analizarán el contenido de las imágenes denunciadas y realizan las investigaciones necesarias para determinar quién las distribuye a través de Internet.