Público
Público

Al menos 7 aspirantes en español y portugués al Óscar a película extranjera

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Al menos siete filmes en español y portugués de Argentina, Brasil, Colombia, Chile, España, México y Venezuela aspiran a competir por el Óscar 2009 a la mejor película extranjera con temáticas variadas pero dominadas por la violencia.

Uno de estos títulos, "Leonera", "Última parada 174", "Perro come perro", "Tony Manero", "Los girasoles ciegos", "Arráncame la vida" y "El tinte de la fama", puede ser, por tanto, escuchado después de la consabida frase "and the winner is..." (y el ganador es) en la gala de la 81 edición de los Premios Oscar, el 22 de febrero de 2009.

La española "Mar adentro", de Alejandro Amenábar, es el último filme en el idioma de Cervantes que ganó el Óscar a la Mejor Película de Habla no Inglesa, que fue instituido en 1947 como un premio especial e integrado a la lista general desde 1956.

Del más de un centenar de filmes que se presentarán como candidatos a este premio desde todo el mundo se elegirán cinco, que serán anunciados el 22 de enero, un mes antes de la gala de los premios, de acuerdo con la página web de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Hollywood.

"Leonera" es el quinto largometraje del argentino Pablo Trapero, director de "Mundo grúa" y "El bonaerense", y ha tenido buena acogida en festivales internacionales como el de Cannes, donde formó parte de la competencia oficial.

Es un drama que narra la vida en la cárcel de Julia, acusada de asesinar al amante de su novio, y de su hijo Tomás, nacido entre rejas, y fue rodado en escenarios reales de cárceles argentinas y con un buen número de presas reales.

La historia, a pesar de su duro lado, es "de amor", del amor que nace entre Julia y su hijo y que le lleva a una transformación total, señaló Trapero a Efe cuando estuvo en mayo en Cannes.

Marina Gusman, pareja de Trapero en la vida real, encarna a Julia, Eli Medeiros a su madre y el brasileño Rodrigo Santoro tiene un papel breve pero importante en la historia.

"Última Parada 174", del realizador brasileño Bruno Barreto, es un filme denso inspirado en un hecho real que retrata la violencia social de Río de Janeiro en la tradición de los galardonados "Ciudad de Dios" (Fernando Meirelles) y "Tropa de Elite" (José Padilha).

"No trata sobre un episodio violento, sino sobre las consecuencias de la violencia. El (caso del) autobús 174 es nuestro 11 de septiembre", explicó Barreto en una entrevista con la cadena de televisión Globonews el día en que fue elegido.

El argumento de la colombiana "Perro come perro", de Carlos Moreno, ganador de cuatro premios en el último festival de Gramado (Brasil) con ese filme, también tiene que ver con la violencia.

Es un thriller colombiano pero con características universales, que cuenta cosas que podrían haber pasado en cualquier otro sitio y en cualquier otro momento, explicó a Efe su director en el Festival de San Sebastián (España), donde "Perro come perro" compite en la sección "Horizontes Latinos".

La película trata de un matón a sueldo de poca monta que roba un dinero que pertenece a su jefe, lo que le lleva a meterse en una espiral de violencia y asesinatos.

"Tony Manero", del director chileno Pablo Larraín, cuenta la historia de Raúl Peralta, un tipo marginal, marginado, miserable y obsesionado por ser como el personaje que John Travolta popularizó a finales de los setenta en "Saturday Night Fever" y que está dispuesto incluso a matar para conseguirlo.

Ese personaje es el "resultado de un país que se olvidó de su destino y de su clase", dijo el director a Efe en el festival de San Sebastián (España) en referencia a los tiempos de la dictadura de Augusto Pinochet, en los que se desarrolla la acción.

"Tony Manero", protagonizada por el actor chileno Alfredo Castro y ganadora del último festival Sanfic de Santiago, ha sido elegida además como candidata chilena al premio mexicano Ariel.

Su protagonista, Alfredo Castro, ganó el premio al Mejor Actor en el Festival de Cine Latinoamericano de Tokio gracias a su interpretación en la cinta, que tuvo una buena acogida durante su exhibición en la Quincena de Realizadores del Festival de Cannes.

"Hay un cine que es romántico y que nos obliga a querer al personaje, un cine más clásico", pero en este caso "prefería hacer una película con un personaje peligroso, extremado, que te jode como espectador", explicó Larraín.

España competirá con "Los girasoles ciegos", un drama ambientado en los años posteriores a la Guerra Civil, dirigido por José Luis Cuerda e inspirado en el libro homónimo de Alberto Méndez.

Cuerda es autor de películas como "La lengua de las mariposas" o "El bosque animado" y es conocido también como productor de Alejandro Amenábar.

La película cuenta la vida de un hombre que vive escondido en un armario de su casa por el temor a las represalias políticas y que es testigo desde su encierro del acoso sexual que sufre su esposa por parte de un cura que es profesor del hijo del matrimonio.

"Arráncame la vida", segunda película del mexicano Roberto Sneider, está inspirada en la novela homónima de Ángeles Mastretta, quien retrata con humor las relaciones entre hombres y mujeres en México en los años 30 y 40.

El filme está protagonizado por Ana Claudia Talancón y Daniel Giménez Cacho y la propia Mastretta ha escrito el guión.

"La película quedó preciosa", dijo la escritora en declaraciones el día del estreno, el 12 de septiembre.

"El tinte de la fama", del director Alejandro Bellame, intenta un acercamiento a la vida de Marilyn Monroe desde un punto de vista caribeño y se rodó en 2001, pero por razones "económicas, de condiciones políticas nacionales, e incluso personales" se estrenó el pasado febrero, explicó el director venezolano de 44 años.

Cuenta con las actuaciones de la actriz venezolana Elaiza Gil y el primer actor Miguel Ferrari, éste último en el rol de un transexual que cree en la reencarnación de la mítica Marilyn.