Público
Público

Al menos cuatro muertos entre opositores y Policía en Irán

Entre los muertos está el sobrino de Musaví. Algunas webs cifran los fallecidos en ocho. 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La fiesta de Ashura se ha convertido en una tragedia tras la muerte de al menos cuatro manifestantes opositores al gobierno en los enfrentamientos con efectivos de la Policía iraní.

Sin embargo, las cifras aún no están claras, ya que algunas webs iraníes hablan de hasta ocho fallecidos. Lo que sí que parece cierto es que entre los muertos se encuentra el sobrino del líder opositor Musaví, Ali Musaví, de 35 años, según informa la página web opositora parlemannews.ir. Musaví habría sido alcanzado por una bala en la calle Enguelab y habría muerto antes de llegar al hospital de Ibn Sina de Teherán.   

Diversas webs pro reformistas informaron a primera hora de la tarde del domingo de que cuatro personas habrían muerto durante los enfrentamientos entre las fuerzas de Seguridad y los partidarios de la oposición, aunque las autoridades desmintieron este hecho. 'La Policía  no ha disparado en Teherán ya que los agentes no llevan armas de fuego', ha asegurado el responsble de la Policía iraní. 

De acuerdo con el sitio internet Nasimfarda, tres personas perdieron la vida en intensos choques habidos en la emblemática calle 'Enguelab' y una cuarta en el cruce con la calle Kalej, también en el centro de la ciudad.

Estas fuentes también han indicado que las manifestaciones se han extendido a otras ciudades como Isfahán y Shiraz, en las que se pudieron escuchar gritos de 'muerte al dictador'. Sin embargo, esta información no ha podido ser corroborada por medios internacionales, ya que la prensa extranjera tiene prohibido trabajar en la calle y curbir las manifestaciones de la oposición. 

Otro sitio web opositor indica que las fuerzas de la Policía se niegan a acatar las órdenes de disparar contra los manifestantes. 'Las fuerzas de la Policía se están negando a acatar las órdenes de sus mandos. Algunos de ellos están intentando disparar al aire cuando son presionados por sus mandos', indica la web Jaras. 

El jefe de la Policía anunció asimismo hoy que se practicó un número indeterminado de arrestos anoche en el barrio de Niavarán, en el norte de Teherán, donde un grupo de basij trató de boicotear un discurso del ex presidente pro reformista del país Mohamed Jatamí.

Irán está sumido en un profunda crisis política desde que el pasado 12 de junio el presidente, Mahmud Ahmadineyad, resultara reelegido en unas polémicas elecciones presidenciales, cuyo resultado fue considerado un fraude por la oposición reformista. Desde entonces, la oposición ha aprovechado cualquier celebración o efeméride para retomar sus protestas.