Público
Público

Al menos 5 muertos por bomba de suicida en Pakistán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un supuesto atacante suicida hizo explotar una bomba adosada a su cuerpo el domingo fuera de un oratorio musulmán chií en la principal ciudad de la zona paquistaní de la región de Cachemira, provocando la muerte de al menos cinco personas, dijo la policía.

La explosión ocurrió cuando concluía una procesión por el Ashura, el máximo evento religioso del calendario chií.

Un testigo vio las partes desmembradas de un cuerpo en la calle, las que se creía podrían ser del suicida. Al menos 30 personas resultaron heridas.

La seguridad ha sido reforzada a lo largo del país por el Ashura, considerada una fecha donde se inflaman los ánimos sectarios y donde en el último tiempo han aumentado los atentados sangrientos de militantes suníes.

Más temprano, el presidente Asif Ali Zardari se enfrentó a sus críticos, y dijo que sobrevivirá políticamente y que defenderá la democracia en Pakistán, que afronta una dura lucha contra grupos militantes vinculados a Al Qaeda, que están decididos a desestabilizar a su Gobierno pro-estadounidense.

En un discurso en el segundo aniversario del asesinato de su esposa, la ex primer ministro Benazir Bhutto, Zardari sugirió que no tenía intenciones de renunciar después de que su Gobierno se debilitara por acusaciones de corrupción contra algunos de sus colaboradores más cercanos.

"Si alguien lanza una mirada malvada sobre la democracia, le sacaremos los ojos", dijo a partidarios en la ciudad natal de Bhutto de Naudero.

Zardari desestimó los rumores de que podría no sobrevivir políticamente y afirmó que tomará juramento al nuevo Gobierno después de las próximas elecciones, previstas para el 2013.

Anteriormente, el asesinato de un alto funcionario gubernamental de distrito y de cinco miembros de su familia en el noroeste del país fue un recordatorio de los inmensos desafíos que enfrenta Zardari. La policía dijo que militantes hicieron estallar la casa del funcionario, Sarfraz Jan.

El ataque en la región de Kurram, cerca de la frontera afgana, parecía ser parte de una campaña emprendida por militantes vinculados a Al Qaeda, que ha extendido su alcance a las ciudades, incluyendo a la capital Islamabad.

Cientos de personas han resultado muertas en ataques de represalia por una ofensiva contra un bastión militante lanzado en octubre.

La violencia se intensificó a partir de julio del 2007, cuando el Ejército desalojó a militantes de una mezquita radical en Islamabad. Las víctimas han incluido a Bhutto, quien fue asesinada en un ataque suicida con bomba y armas después de retornar a casa de su exilio autoimpuesto.