Público
Público

Al menos 9 muertos por las inundaciones en Alemania, Polonia y la República Checa

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Al menos nueve personas han perecido en las últimas 48 horas por las inundaciones que afectan al sureste de Alemania, al suroeste de Polonia y al norte de la República Checa tras las lluvias torrenciales provocadas por la borrasca "Viola", que ha causado el desbordamiento de numerosos ríos.

Los responsables de protección civil de los distintos países confirmaron hoy el fallecimiento de tres personas en Alemania, dos en Polonia y cuatro en la República Checa, la mayoría de ellas arrastradas por las riadas, mientras se contabilizan también varios desaparecidos.

En la región alemana de Sajonia el río Neisse incrementó su caudal rápidamente tras la rotura de una presa en Polonia y elevó su cauce en cuatro metros en menos de tres horas, por lo que anegó amplias zonas de la localidad alemana de Görlitz y de otras poblaciones cercanas.

La pasada noche, y ante la situación de emergencia personal, protección civil procedió a la evacuación con botes hinchables de mas de 2.000 personas en la localidad alemana de Zittau.

Algo mas al norte y ante la crecida del río Neisse en su camino hacia su desembocadura en el Oder se procedió a la evacuación preventivas de los 280 residentes en una institución para minusválidos en la localidad de Rothenburg.

El nivel de las aguas alcanzó esta madrugada mas de 7 metros a la altura de Görlitz, donde en estas fechas el caudal del río Neisse no supera habitualmente 1,70 metros, y alcanzó la mayor altura registrada desde que en 1912 se comenzara a medir esas aguas.

Los tres muertos en Alemania perecieron ahogados en una vivienda de la región del Harz cuando se vieron atrapados en el sótano al tratar de salvar enseres de las aguas.

En la vecina Polonia, las aguas han inundado prácticamente la totalidad de la población de Bogatynia, de 18.000 habitantes, y amenazan con anegar Zgorzelec, así como otras localidades menores, en la frontera con Sajonia.

Las autoridades polacas en el centro de protección civil de Wroklaw han confirmado el fallecimiento de dos hombres que se vieron arrastrados por las riadas.

Las lluvias torrenciales provocadas por la borrasca "Viola" obligaron igualmente a suspender el tráfico ferroviario entre Alemania y la vecina República Checa tras la crecida igualmente del caudal del río Elba.

Los intensos aguaceros caídos en la República Checa desde el pasado viernes han causado cuatro muertos y han dejado incomunicadas numerosas localidades del norte del país, informaron hoy las autoridades locales.

El sábado se informó de las tres primeras víctimas, un hombre de 34 años en Lindava, otro en Detrichov, cuyo cadáver no se ha recuperado aún, y un anciano de 83 años en Raspenav, todos ellos en las provincias norteñas de Liberec y Usti.

Esta madrugada murió en la localidad de Dolní Libchav otro anciano junto a su casa, según la portavoz de los servicios de auxilio de Liberec, Lenka Moravcova.

El nivel de los ríos en las localidades más sacudidas por las riadas desciende, aunque todavía está decretado el estado de emergencia en las riberas de los ríos Smeda, Neisse y Jerice, en la provincia de Liberec, así como en el Ploucnice y Svitavka, en la provincia de Ceska Lipa.

Cientos de personas han tenido que evacuar su hogar esta madrugada en Lindava, Jablonne v Podjested, Dolni Libchave y Mimon.

La Cruz Roja alemana, entre tanto, ha enviado personal de rescate aéreo con helicópteros de la Policía Federal a la República Checa para ayudar a la evacuación de las personas que se han visto sorprendidas por las inundaciones y que aguardan sobre los tejados de sus casas para ser recogidos.