Público
Público

Al menos dos muertos en un temporal nieve en el este de EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Una feroz tormenta golpeaba el sábado la costa este de Estados Unidos, causando al menos dos víctimas fatales y provocando una detención casi total de los viajes.

Los meteorólogos pronosticaron entre 51 y 76 centímetros de nieve caída desde Virginia al sur de Nueva Jersey para el sábado por la noche, cuando se espera que la tormenta se dirija al océano.

Alrededor de 53 centímetros de nieve habían caído para las 06.00 hora del este (1100 GMT) en Washington D.C.. Pronósticos locales indicaron que el frente de mal tiempo podría causar la nevazón más intensa registrada en 90 años en el área de Washington.

En Shenandoah, Virginia, se reportaron unos 75 centímetros de nieve caída, a 193 kilómetros al oeste de Washington.

El Servicio Meteorológico Nacional declaró una alerta de ventisca de 24 horas para la región de Washington y Baltimore hasta las 22.00 hora del Este del sábado (0300 GMT del domingo).

Los fuertes vientos provocaron condiciones de ventisca, especialmente a lo largo de la costa central del Atlántico, con ráfagas de hasta 64 kilómetros por hora.

La policía estatal de Virginia reportó dos personas muertas en el estado que fueron embestidas por un camión cuando pararon a ayudar a un conductor varado.

La mayoría de los vuelos fueron cancelados el sábado en los tres principales terminales aéreos de la zona Washington-Baltimore y en el Aeropuerto Internacional de Filadelfia.

Conducir por la región era peligroso y las autoridades aconsejaron a los residentes permanecer fuera de las carreteras.

El servicio de trenes de Washington operará el sábado sólo con el sistema subterráneo y los viajes en autobús fueron cancelados.

Amtrak suspendió los viajes de una serie de trenes que operaban el sábado entre Nueva York y Washington, y también entre la capital federal y algunos destinos en el sur.

CORTES DE ENERGIA

Más de 180.000 viviendas quedaron sin energía eléctrica en el área de Washington, debido a que la humedad y las grandes cantidades de nieve derribaron árboles y cables de electricidad.

La noticia de la tormenta llevó al cierre de escuelas y generó largas filas en los supermercados, mientras los residentes se abastecían de alimentos y otros productos de cara al tradicional fin de semana del Superbowl.

Virginia, Maryland y el distrito de Columbia declararon emergencias por la nieve. Las declaraciones permiten a los estados activar a los cuerpos de emergencia, como la Guardia Nacional, a fin de prepararse para el frente invernal y lidiar con sus resultados.

Debido al mal tiempo, las oficinas del Gobierno en Washington cerraron sus puertas cuatro horas antes el viernes.

Los museos y el zoológico nacional estaban cerrados el sábado en Washington.

Estaban previstas bajas temperaturas tras el paso de la tormenta por el noroeste de Estados Unidos, el mayor mercado de combustible para calefacción del mundo, y el medioeste, un enorme centro en demanda de gas natural.

El clima frío ayudó a impulsar el mercado de gas natural de Nueva York a sus máximos niveles de la temporada, donde los precios alcanzaron cerca de 11,50 dólares por millón de unidades térmicas británicas, más de 4 dólares en relación al precio del jueves.

"Una vez que salgamos de la tormenta el fin de semana, una masa de aire frío invadirá el noreste y la zona central del Atlántico. El pronóstico para la parte noreste del país la semana próxima luce mucho más frío de lo normal", dijo Jim Rouiller, meteorólogo experto en energía de la firma privada Planalytic.

El mismo sistema frontal llevó intensas precipitaciones a partes del sureste de Estados Unidos, como Carolina del Norte, Carolina del Sur y Georgia, mientras se fortalecía con humedad del Golfo de México y el Océano Atlántico.