Público
Público

Al psiquiátrico la madre rescatada con 2 bebés acusada de iniciar el incendio

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Un juez de Alicante ha decretado el ingreso en el psiquiátrico penitenciario de la mujer que la pasada semana fue rescatada junto a dos bebés de 7 y 18 meses en el incendio de su vivienda, después de que en las últimas horas haya sido detenida por la Policía como presunta autora del fuego.

Según el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana (TSJCV), el juez de guardia (el de instrucción número 5) ha ordenado el ingreso en prisión provisional, comunicada y sin fianza, por el supuesto incendio de su vivienda, medida que se materializará en el psiquiátrico penitenciario de Fontcalent.

Allí se le someterá a una evaluación y tratamiento, tal y como había solicitado la fiscal, dentro de una causa abierta por el presunto incendio y simulación de delito.

Otras fuentes judiciales han informado de que, frente a los "indicios" recabados en su contra por la Policía, la mujer ha negado ante el juez haber causado el incendio y ha vuelto a reiterar su versión inicial y mantenida desde el incendio de que una persona encapuchada entró en su domicilio y que la agredió y maniató antes de prender el fuego.

Al término de la declaración, su abogado del turno de oficio ha declinado realizar declaraciones aunque ha confirmado que su defendida ha ratificado en el juzgado las manifestaciones que había hecho previamente.

Esta mujer, de 30 años, fue detenida ayer por la Policía Nacional al existir "indicios suficientes" para considerar que fue ella quien causó el incendio.

El suceso tuvo lugar el pasado 30 de enero en una vivienda de la primera planta de un inmueble del número 62 de la calle Jaime Niñoles, en el barrio de La Florida, cuando vecinos alertaron a los servicios de emergencia de que una mujer pedía auxilio desde la ventana de su casa, de la que salía mucho humo.

Desde un primer momento, la mujer, que fue rescatada con los dos hijos más pequeños de los cinco que tiene con su marido, de 7 y 18 meses (el resto estaba en el colegio), aseguró que el desconocido encapuchado la había atado de pies y manos antes de iniciar el fuego.