Público
Público

Al Qaeda alude a sus presos en su primer mensaje

Las prisiones españolas alojan a 71 terroristas islámicos. AQMI asegura que los tres cooperantes secuestrados están bien de salud

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Al Qaeda sigue cumpliendo con su manual para la gestión de los secuestros que realiza en el Magreb. A la breve grabación reivindicando el rapto de tres españoles y un francés, emitida el martes por Al Yazira, le siguió ayer el comunicado completo, difundido en Internet. Dice que los secuestrados se encuentran bien y aprovecha para trasladar sus habituales denuncias de 'masacres de inocentes' musulmanes por todo el mundo.

Los terroristas mantienen así viva la tensión que produce en los gobiernos y la opinión pública de los países de los rehenes la llegada de noticias con cuentagotas. Dejan entrever sus exigencias, pero continúan sin concretarlas. En otro punto del comunicado lanzan una advertencia a los mandatarios 'cruzados': 'Vuestra seguridad y la de vuestros ciudadanos está ligada a nuestra seguridad y la seguridad de nuestros hermanos musulmanes'.

El comunicado se refiere a los «presos torturados en vuestras cárceles»

Se trata de amenazas genéricas, pero hay dos menciones que no han pasado desapercibidas a los Servicios de Información. 'No cejaremos en nuestro empeño en combatiros y mataros y nos enfrentaremos a vuestros ataques para ayudar a nuestros prisioneros torturados en vuestras cárceles', dice el texto. En el caso de las prisiones españolas hay 71 reclusos condenados o a la espera de juicio por su vinculación con redes de terrorismo islamista.

En otro punto, Al Qaeda para el Magreb Islámico (AQMI) hace referencia a 'la ocupación de nuestras tierras'. Esta expresión aludiría a países en conflicto donde hay tropas internacionales, como Irak o Afganistán, pero también podría hacer referencia a Al Andalus, según fuentes de la lucha antiterrorista. En todo caso, AQMI administra sus tiempos y serán próximos comunicados los que comiencen a desvelar las exigencias de los captores, precisan.

Los agentes esperan una nueva comunicación en los próximos días que incluya las fotos de los secuestrados o, al menos, de sus pasaportes, pero tampoco creen que en ella se vayan a incluir sus 'legítimas reivindicaciones'. Eso quedará para más adelante, quizá para el encuentro que los agentes del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) mantengan con los intermediarios designados por los terroristas.

Las exigencias definitivas se harán en una cita con intermediarios

En el mejor de los casos, se incluirá entre las demandas el pago de una elevada suma de dinero. Satisfacerla podría conducir a la liberación de los detenidos, como ha ocurrido en secuestros anteriores. En el peor, AQMI se enrocará en demandas inasumibles, como la liberación de presos de su organización en los países de origen de los secuestrados o en otros del Magreb. Este tipo de reivindicaciones sí son difundidas públicamente por los terroristas. Se trataría de una nueva acción propagandística, ya que saben de antemano que ningún Gobierno les daría satisfacción.

Por el momento, AQMI se limita a explicar el secuestro como una respuesta a 'la guerra total contra el Islam'. También traslada que los rehenes 'están siendo bien tratados, según la Sharia [ley islámica]'. Sus gobiernos, añade, 'serán informados más adelante de las legítimas demandas de los muyaidines'.

AQMI utiliza una estrategia viral para difundir su texto por Internet

El comunicado dice que 'los valientes' que secuestraron a Roque Pascual, Albert Vilalta y Alicia Gámez, por una parte, y al francés Pierre Camatte, por otra, trasladaron a los rehenes a 'sus bases'. Los ejecutivos de España y Francia permanecen 'coordinados' para lograr la liberación de sus nacionales, pero eso no quiere decir que los dos países vayan a negociar en bloque la liberación. 'Habrá que esperar la evolución de los acontecimientos', dijo un portavoz de Exteriores a Europa Press.

El comunicado difundido en la Red lleva el sello de Al Andalus, la productora bautizada con ese nombre el pasado octubre y que sirve a AQMI para difundir su propaganda. El CNI conoció a primera hora de la mañana el contenido de la reivindicación y certificó su veracidad. El texto tardó unas horas en llegar hasta los medios de comunicación convencionales.

Antes, siguió en Internet un recorrido similar al que establece el márketing viral, con el que las empresas expanden por la Red su publicidad sin necesidad de pagar por anunciarse. El texto partió de la productora de los terroristas, de ahí pasó a las páginas que hacen apología de la yihad y, de éstas, a los blogs de sus lectores. Finalmente fue volcado en las páginas web que analizan el terrorismo islamista. Poco después de las tres de la tarde apareció el primer teletipo de una agencia internacional. El usuario que colgó en una de esas páginas yihadistas el texto se identifica como 'terrorista checheno' y en lugar de su foto coloca la del militar musulmán que provocó una matanza en una base estadounidense. Entre los comentarios de los lectores hay uno que pide que se intercambie a los secuestrados por los terroristas del 11-M.