Público
Público

Al Qaeda se atribuye el atentado contra un centro de alistamiento en Bagdad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El grupo Estado Islámico de Irak, encabezado por Al Qaeda, asumió hoy la autoría del atentado perpetrado esta semana contra un centro de alistamiento en Bagdad, en el que murieron medio centenar de reclutas del Ejército iraquí.

En un comunicado colgado en una de las páginas web utilizadas habitualmente por los islamistas, el conglomerado de grupos terroristas se congratulan de que con el ataque del pasado 17 de agosto realizaron "una nueva conquista".

"El último atentado lo cometió un héroe que hizo estallar un cinturón cargado de explosivos contra algunos chiíes", explica la nota.

En este ataque, uno de los más sangrientos de este año, perdieron la vida 48 personas y 127 resultaron heridas, según el Ministerio del Interior iraquí.

El terrorista suicida detonó el cinturón que llevaba adosado al cuerpo entre cientos de jóvenes que esperaban turno para alistarse en las Fuerzas Armadas, en el barrio de Bab al Muazam, en el centro de Bagdad.

"El hombre pudo saltarse las barreras de seguridad e irrumpir en uno de los cuarteles de operaciones del Ejército en Bagdad, que pertenece al Ministerio de Defensa", agrega el comunicado.

Esta reivindicación se produce un día después de que salieran las últimas tropas de combate de EEUU de Irak, donde permanecerán 50.000 soldados estadounidenses para labores de adiestramiento.

En los últimos meses se ha producido un aumento de la violencia, que causó un importante repunte del número de víctimas mortales en julio, cuando se registraron 535 muertos frente a los 284 de junio.

El Estado Islámico de Irak ha reivindicado en el último año varios ataques, con el fin de lanzar un mensaje sobre su fortaleza y capacidad de atentar.

El pasado 29 de julio se responsabilizó del atentado con coche-bomba contra la sede del canal de televisión Al Arabiya en Bagdad, que causó al menos cuatro muertos y unos veinte heridos.

También asumió la autoría de dos de los atentados contra los pro gubernamentales Consejos de Salvación, que el pasado 18 de julio causaron 47 muertos en dos localidades al oeste de la capital.