Público
Público

El "Alakrana" vuelve a enfrentar al PP y al PSOE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La aparente tregua firmada por los principales partidos para dejar al margen del debate político el secuestro del "Alakrana" se rompió el miércoles en el Congreso, menos de 24 horas después de la liberación del atunero vasco, cuando el PP acusó al Gobierno de incompetencia, descoordinación y soberbia en la "pésima" gestión de la crisis.

El presidente del Partido Popular, Mariano Rajoy, anunció que pedirá la comparecencia urgente del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, para explicar lo ocurrido, además de solicitar la reprobación de la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, del ministro de Justicia, Francisco Caamaño, y de la ministra de Defensa, Carme Chacón.

"La gestión de la crisis antes, durante y después del secuestro ha sido pésima", aseguró Rajoy.

El líder del PP afirmó que el Ejecutivo había hecho "caso omiso" de las advertencias sobre la falta de seguridad de los atuneros hechas desde la Cámara, habló de desatención a las familias durante buena parte del secuestro y de falta de reacción hasta "el escándalo mediático" creado y afirmó que no tenía "ningún sentido" que el Gobierno hubiera salido "a presumir" tras el desenlace positivo.

"Por lo único que pueden ponerse medallas es por su incompetencia. La imagen de nuestro país y de nuestro Gobierno ha quedado claramente dañada por la incompetencia, la descoordinación y la soberbia con la que ha actuado el Gobierno presidido por el señor Rodríguez Zapatero", añadió, considerando que los buques españoles eran ahora "los más apetecibles para los piratas".

el propio Zapatero dio el martes las gracias a Rajoy por "propiciar un clima de apoyo" -, Rajoy consideró que también era su responsabilidad hacer labor de oposición en estos momentos.

Entre otras razones, el líder del PP basó la reprobación a Caamaño en "el insólito espectáculo de enfrentamiento con el poder judicial a cuenta de la estrategia judicial de su departamento por los piratas detenidos"; la de Chacón "por su tardanza evidente a la hora de adoptar medias para proteger a los pesqueros españoles; y la de De la Vega por "los gravísimos errores de coordinación".

"PONERSE AL LADO DE LOS PIRATAS"

Rajoy hizo estas declaraciones en una rueda de prensa posterior a la sesión de control al Ejecutivo, en la que De la Vega y la portavoz del PP, Soraya Sáenz de Santamaría, ya se habían enfrentado por el mismo tema.

De la Vega, que dijo que solicitaría ella misma su comparencia para mantener un "debate sosegado" sobre el tema y no un "rifirrafe" para sacar réditos políticos, acusó al PP de "ponerse al lado de los piratas", mientras que Sáenz de Santamaría consideró que la crisis del "Alakrana" había sido "el mayor fracaso político de toda la carrera" de la vicepresidenta.

"Ya sé que sus prioridades son (....) poner en solfa el funcionamiento del estado de derecho, no apoyar para que la economía funcione ni poco ni mucho, poner en solfa de nuevo el funcionamiento de la lucha antiterrorista ¿y si ahora hay que ponerse al lado de los piratas? pues también, porque todo vale señoría, todo vale excepto ayudar a construir", aseguró De la Vega.

Por su parte, Sáenz de Santamaría aseguró que la vicepresidenta no había estado a la altura, la acusó de desorganización pese a ser la responsable de coordinar la labor del Gobierno en el secuestro, y criticó su viaje a Argentina "en el momento más duro" de la crisis.

El portavoz socialista en el Congreso, José Antonio Alonso, criticó posteriormente en rueda de prensa la actitud adoptada ahora por el PP en este asunto, lamentó la "negatividad" de Rajoy y aseguró que el Gobierno se había "dejado la piel" y lo había hecho bien, como demostraba el resultado positivo del secuestro.

Los tripulantes del "Alakrana", secuestrado con 36 tripulantes a bordo, 16 de ellos españoles, por piratas somalíes en aguas del océano Índico el pasado 2 de octubre, fueron liberados el martes y se prevé que lleguen a las islas Seychelles el viernes, para después ser trasladados por avión a España.