Público
Público

Alaya archiva la causa en la que estaban imputados dos hermanos de la ministra Báñez

Los tres delitos detectados en el concurso público para la venta de los suelos de Mercasevilla por los que fueron acusados siete empresarios habrían prescrito.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La juez Mercedes Alaya ha archivado la causa abierta contra los siete empresarios imputados en la causa donde se investigan las supuestas irregularidades detectadas en el concurso público para la venta de los suelos de Mercasevilla, entre ellos dos hermanos de la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, al entender que han prescrito los tres delitos que se les imputaban.

En un auto dictado el pasado 8 de octubre, la magistrada de Instrucción número 6 de Sevilla declara extinguida, por tanto, la responsabilidad penal contra los siete empresarios, a los que tomó declaración el pasado mes de junio y a los que imputó los presuntos delitos de prevaricación, maquinación para alterar el precio de las cosas y fraude y exacciones ilegales.

Entre los siete empresarios imputados se encontraban Eduardo Báñez García, como consejero delegado y firmante de la oferta presentada por Construcciones Juan de Robles, y Juan Nicolás Báñez García, consejero delegado solidario de esta empresa, ambos hermanos de la ministra de Empleo, así como Ignacio Bayón Marine, presidente del consejo de Administración de Realia Bussiness, y José Romero González, presidente del consejo de Administración de Prasa.

Asimismo, fueron imputados Bárbara Gutiérrez-Maturana Kalachnikoff, presidenta y consejera delegada del consejo de Administración de Sociedad Azucarera Larios; a Martín Eugenio Sánchez-Ramade Moreno, presidente de Edamar -empresa que quedó disuelta y extinguida por haber sido absorbida por Noriega el 26 de junio de 2007-, y a Antonio Vicente Sánchez-Ramade Carrascosa, hijo del anterior y que firmó la oferta presentada por Edamar como apoderado solidario.