Publicado: 10.01.2014 17:07 |Actualizado: 10.01.2014 17:07

Alaya imputa a dos sindicalistas de CCOO en el caso de los falsos EREs

La jueza andaluza añade ocho imputados en el caso por un ERE en el Hotel Cervantes de Torremolinos perteneciente a Nueva Rumasa. Ya hay 141 encausados en la investigación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La juez Mercedes Alaya, que investiga el caso de los EREs fraudulentos tramitados por la Junta de Andalucía, ha imputado en la causa a otras ocho personas relacionadas con el Grupo Nueva Rumasa, y de nuevo, los sindicatos se ven involucrados en la trama. En este caso son dos los sindicalistas de CCOO los que han sido imputados en relación al ERE del Hotel Cervantes de Torremolinos (Málaga).

En un auto dictado este jueves, Alaya achaca a losmimputados que "no sólo serían conocedores de la inclusión de "intrusos", sino que facilitarían el proceso". Y argumenta que, del estudio del atestado de la Guardia Civil sobre el Hotel Cervantes, "se desprende que existen otras personas implicadas que serían conocedoras de la existencia de intrusos, intermediación y pagos" al exsindicalista de UGT-A y conseguidor de los ERE Juan Lanzas, "así como de las presuntas irregularidades en la subvención".

De este modo, la juez imputa a un total de ocho personas, entre ellas a José Cabrera Molina, miembro del comité de empresa como secretario de la sección sindical de CCOO y prejubilado en el ERE del Hotel Cervantes, y a Gonzalo Fuentes Guerrero, integrante de la federación de Comercio, Hostelería y Turismo de CCOO en Málaga, a los que cita a declarar los días 22 y 23 de enero, respectivamente.

Uno de los dos sindicalistas encausados, Gonzalo Fuentes, ha defendido su inocencia en declaraciones a la agencia Efe. Ha precisado que no conoce los extremos de su imputación por lo que no puede hacer valoraciones pero si proclamar su inocencia, ya que el expediente fue aprobado en todo momento por Inspección de Trabajo.

Respecto a si pudo haber infiltrados, Fuentes niega que tuviera conocimiento ya que hasta donde él conoce todos estaban dados de alta y siempre pensó que todo fue legal.

Ha insistido en que no tiene nada que ocultar y si hubo alguna persona que no fuera del hotel lo desconoce porque además no era su labor, "mi labor era negociar", ha añadido. Cuando conozca la fecha de su comparecencia colaborará con la Justicia, ha asegurados.

El director del hotel incluía a sabiendas a dos personas que no tenían derecho a las prejubilaciones pactadas, dice el auto de Alaya

Los otros seis imputados, que también declararán durante los días 22 y 23 de enero, son Miguel Rodríguez Ortega, quien como director del Hotel Cervantes "firmaría" la solicitud del ERE "a sabiendas de la inclusión de dos personas que no tenían derecho a las prejubilaciones pactadas, falseando presuntamente los datos contenidos en las fichas relativas a ambos trabajadores respecto a la fecha de antigüedad en el hotel".

También imputa a Rafael Isla como gerente de Autos Marbesol, empresa adquirida por el Grupo Nueva Rumasa a quien atribuye la inclusión en el ERE del Hotel Cervantes del extrabajador de su empresa José Antonio Cuevas "con el fin de que fuera beneficiario de las prejubilaciones pactadas para los trabajadores del hotel sin que tuviera derecho a ello" el intruso.

Igualmente, imputa a Antonio Isla Barba, quien fue gerente de Viajes Marbesol y que "introduciría en el ERE relativo al citado hotel a Carlos Andrés Sendino, trabajador de Viajes Marbesol", con el objetivo de que éste "se acogiera al plan de prejubilaciones derivado del ERE a pesar de que no reunía los requisitos para ello".

Entre los imputados están Alfonso Espinosa y Javier Bertola, directivos de Nueva Rumasa Entre los nuevos imputados se encuentran, además, Alfonso Espinosa y Javier Bertola, directivos del Grupo Nueva Rumasa "que conocerían el presunto tráfico de influencias a favor del grupo ejercida ante la Junta de Andalucía por Juan Lanzas para la financiación de las prejubilaciones de los diversos ERE de empresas de Nueva Rumasa, y los que ordenarían los pagos a Lanzas a razón de cien millones de pesetas por cada ERE".

Por último, la instructora imputa a Manuel Sánchez Marín, abogado y director de administración del Grupo Nueva Rumasa, pues entiende que en su despacho de abogados "se tramitaban todas las ayudas ante la Junta", precisando que "nada más que Hotel Cervantes parece que recibiría 12 millones de euros de IDEA, pues además del ERE se llevó a cabo la reforma del hotel".

En el auto, la juez reclama a la Junta que informe y aporte los correspondientes expedientes de todas las subvenciones concedidas al Hotel Cervantes, mientras que también pide a la Guardia Civil que informe de la identidad del resto de hijos varones del empresario José María Ruiz Mateos -hay que recordar que la magistrada ya imputó en la causa a dos de sus hijos, como son Javier y Pablo Ruiz Mateos- y del área de dedicación de cada uno de ellos en Nueva Rumasa.

En este mismo auto, la magistrada reorganiza el calendario de declaraciones previsto y traslada del día 13 al 15 de enero las comparecencias de los exsecretarios generales de la Consejería de Empleo Javier Aguado y Lourdes Medina, que fueron imputados el pasado mes de junio junto a otros 18 cargos o exaltos cargos, entre ellos la exconsejera de Economía y Hacienda y exministra de Fomento, Magdalena Álvarez.

Asimismo, la juez tomará declaración el día 17 de enero a tres abogados imputados en la causa, mientras que el 28 de enero ha vuelto a citar a Jesús María Bordallo, un exconsultor de la mediadora Vitalia Vida.

Con las nuevas imputaciones, el caso ERE acumula ya 141 encausados.