Público
Público

El ALBA no reconoce las elecciones de Honduras

La Alianza Bolivariana sostiene que ponen en riesgo la estabilidad de la región

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los países miembros de la Alianza Bolivariana para las Américas (ALBA) afirmaron hoy, en una nota divulgada en Estoril, que no reconocen las elecciones 'ilegales e ilegítimas' del domingo en Honduras.

Además advierten a la comunidad internacional que reconocer estos comicios 'constituiría un nefasto precedente que pondría en riesgo la estabilidad y existencia de la democracias' de la región, añade el comunicado difundido por la delegación venezolana en el marco de la XIX Cumbre Iberoamericana. 

Los países de la ALBA respaldan las gestiones que realiza el Gobierno del presidente depuesto Manuel Zelaya ante las instancias jurisdiccionales internacionales para llevar 'ante la justicia a los autores intelectuales y materiales del golpe de Estado y a los responsables de violaciones de derechos humanos y persecución política en Honduras'.

Apoyan también la solicitud presentada ante la ONU para la 'formación de un Tribunal Internacional Ad-Hoc para juzgar ese tipo de crímenes'. Asimismo reiteran el contenido de su 'Declaración Especial sobre Honduras' realizada en Cochabamba, del pasado 19 de octubre.

El bloque de la ALBA está formado por Ecuador, Venezuela, Cuba, Bolivia, Nicaragua, Honduras, Dominica, San Vicente y las Granadinas, y Antigua y Barbuda. Fuentes venezolanas dijeron hoy a Efe que los cancilleres del ALBA celebraron anoche una reunión en Estoril, donde están reunidos desde el domingo los jefes de Estado de Iberoamericana, y a la que no han acudido varios mandatarios de ese bloque.

Los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez; de Bolivia, Evo Morales; Nicaragua, Daniel Ortega y Cuba, Raúl Castro, no participaron en la cumbre. El ecuatoriano, Rafael Correa, que fue el primero en llegar a esta reunión ha sido también el primero en abandonarla y partió de regreso horas antes de la jornada de clausura.

Los países iberoamericanos intentan en la cumbre de Estoril acercar sus enfrentadas posiciones sobre el reconocimiento de las elecciones en Honduras, pero se presenta muy difícil conseguir un texto conjunto, según diversas fuentes consultas.