Público
Público

Albert Adrià vincula la influencia china al "enorme poderío" de su gastronomía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El cocinero español Albert Adrià aseguró en su primera visita a Pekín que una manera de medir la cultura de un país es a través de su gastronomía y, en el caso de China, destaca "su enorme poderío".

El reputado pastelero, hermano de Ferran Adrià y miembro del equipo del restaurante "El Bulli" de Cala Montjoi, Roses (Gerona), hizo esta semana en Pekín demostraciones culinarias del que la revista gastronómica "Restaurant" consideró el mejor restaurante del mundo por cuarto año consecutivo en los premios "S. Pellegrino".

Su intención también es, dijo a Efe, promocionar España, "tanto a nivel de restauración, como de gastronomía y productos", porque, para el cocinero, "todo va en el mismo paquete".

Adriá destacó que junto a su hermano apuesta por dar a conocer la gastronomía española en el mundo a través de las tapas, y hace pocas semanas estuvo en Colombia y Perú, donde conoció, dijo, "gente maravillosa, muy volcada, para los que el comer es cultura", pero le quedan pendientes Argentina, Chile y Brasil.

Junto a conocidos cocineros como el chino Zhenxiang Dong, del restaurante "Da Dong", y el británico Brian McKenna, del "Hotel Shangri-la", Adrià mostró su arte culinario en el Centro de Arte Contemporáneo Ullens, situado en el distrito pekinés de arte 798.

Los documentales "Un día en El Bulli", "La historia de El Bulli" y un vídeo de demostración de las nuevas técnicas culinarias creadas para el libro de postres, acompañaron sus demostraciones.

En estos eventos también se promocionaron alimentos y vinos españoles, con el jamón ibérico traído a China por empresas pioneras que intentan comercializar sus productos en el gigante asiático.

"China es un país para venir, para quedarse, y para trabajar a largo plazo", manifestó a EFE Víctor Cortizo, presidente de la empresa "Spain Bridge to China", que lleva la exportación de jamón, aceite de oliva y vino como productos estrella.

"La imagen de España y de sus productos es buena, saludable, cercana, de calidad y muy atractiva de imagen, por lo que eventos como este que traen a los mejores chefs originan una revalorización aún mayor de los productos españoles", precisó Cortizo.

Albert Adrià trabaja ahora en un nuevo proyecto editorial, una nueva versión de "la cocina de la abuela", para el que ya tiene listas 135 recetas.

"Llevo trabajando en este libro un año, como un manual práctico del ama de casa", dijo Adrià, que considera que existe "un exceso de información en torno a estos platos que hacen que las recetas no sean válidas".

Reconoció que tras la publicación del libro "Natura", que recoge sus postres inspirados en la naturaleza y en la limpieza de los platos de la gastronomía japonesa, "acabó agotado" tras dos años y medio de trabajo.

"No podía compartir casi con nadie la agonía que representa y la presión a la que te sometes", dijo el pastelero, quien reconoció que, con el último postre que hizo para el libro, "cogí la chaquetilla, me la quité y dejé la alta restauración".

"Ahora mismo no me apetece seguir con lo que es la alta cocina", aseguró Albert en referencia a su salida de los fogones de 'El Bulli' hace ya casi doce meses, tras 23 años de experiencia con su hermano y el socio de éste, Juli Soler.

"Tras 24 años en la cocina no voy a renegar nunca de lo que me ha dado de comer a nivel profesional y humano, pero llega un momento en el que tienes que levantar un poco el pie del acelerador", concluyó.