Público
Público

Alberto Iglesias vive su segundo viaje a los Óscar con "experiencia y aplomo"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El compositor español Alberto Iglesias, candidato al Óscar por la banda sonora de "The Kite Runner", admitió hoy llevar los nervios con "experiencia y aplomo" y reivindicó el papel de la música en el cine, porque "aporta otra dimensión".

En un encuentro con los medios españoles, organizado en el hotel Le Montrose Suites de West Hollywood, Iglesias afirmó que "la música es algo muy intangible y que funciona como el reloj de una película", además de comentar que para él es toda una "tarea de reflexión".

"Marca los tiempos y revela las emociones de los personajes; si esto se mezcla bien, se llega a una dimensión especial", aseguró Iglesias, nacido en San Sebastián en 1955, ciudad a la que le recordaba la tormenta de agua que caía en ese momento en Los Ángeles.

Iglesias, que actualmente compone la partitura de las dos películas sobre el Che Guevara a cargo de Steven Soderbergh, ya fue nominado en la misma categoría hace dos años por "The Constant Gardener", de Fernando Meirelles.

"La veteranía te da algo más de experiencia y aplomo; retraso los nervios hasta el último minuto y no pienso en lo que se me viene encima, que es estar en medio de ese espectáculo", aseguró el candidato, que en julio compondrá la música de la nueva película de Pedro Almodóvar.

Aunque no desea colgarse el cartel de favorito, no esconde que piensa en el momento del anuncio del premio: "Siempre piensas que hay alguna posibilidad".

Eso sí, tiene muy clara la dedicatoria en caso de que se lleve el gato al agua.

"Solo tengo dos cosas que decir: que ha sido excelente trabajar con Marc Foster y con los músicos de la película", aseguró.

No obstante, y a pesar de que no se llevara la estatuilla dorada entonces, mantiene una actitud positiva: "Yo creo que tuve suerte de que no me lo dieran".

"Estar aquí ya es una suerte y si no me lo dan seré más libre y no tendré que llevarlo a la espalda", explicó.

El donostiarra, que reveló que se ha pagado su propio traje y que por tanto no pensaba publicitar la marca, sabe que cuenta con posibilidades de llevarse el Óscar y le encantaría poder celebrarlo de forma conjunta con el otro español en liza: Javier Bardem.

"Sería estupendo. Incluso si él gana y yo no, lo celebraríamos; le admiro muchísimo, es una persona espléndida e imagino que aquí puede ganar", vaticinó Iglesias, quien de todas formas prefirió no apostar por un nombre concreto en su categoría para llevarse el galardón.