Público
Público

El alcalde de Alburquerque abandona la huelga de hambre por las renovables

Ángel Vadillo llevaba 90 días de ayuno frente al Ministerio de Industria en protesta por la supresión de las primas a las renovables en su pueblo.  

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El alcalde de Alburquerque (Badajoz), Ángel Vadillo, dejó ayer la huelga de hambre que mantenía desde hace noventa días en protesta por la supresión de las primas a las energías renovables, ha informado hoy el ayuntamiento extremeño en un comunicado.

Vadillo inició un ayuno voluntario el pasado 11 de junio después de una marcha a pie desde Alburquerque hasta la puerta del Ministerio de Industria para exigir la apertura de una mesa de diálogo y debatir sobre el futuro de las renovables y las posibilidades de empleo que generan.

La supresión de las primas a las renovables obligó a cancelar los proyectos de las cinco plantas termosolares que se iban a instalar en terrenos de Alburquerque, donde la tasa de paro supera el 40%.

Estos proyectos iban a permitir la creación de numerosos puestos de trabajo y el mantenimiento de diferentes servicios públicos, como una residencia de ancianos, un centro para niños y un centro para discapacitados.

Durante el acto 'Por una cultura energética sostenible y en solidaridad con Ángel Vadillo', que se celebró en la Tabacalera en Madrid, con la participación de personalidades como Pepe Viyuela, Luis Pastor o Rosa Regás, junto a grupos medioambientales y políticos, Vadillo puso fin a su huelga de hambre.

El alcalde de Alburquerque anunció, según la nota, que el Ministerio de Industria se comprometió a recibirlo el próximo lunes para hablar de la conformación y la posterior apertura de la mesa de diálogo sobre las energías renovables, si abandonaba la huelga de hambre.

Para Vadillo, España tiene que apostar ahora por las energías renovables porque 'mañana habrá perdido la oportunidad de ser independiente desde el punto de vista energético'.