Público
Público

El alcalde de Boadilla se venga de su antecesor

Despide a cuatro colaboradores de Panero tras verse salpicado por la trama Gürtel 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Desde el estallido del caso Gürtel no se había vivido en el Ayuntamiento de Boadilla del Monte (Madrid) un día tan tenso como el de ayer. El actual alcalde, Juan Siguero, que sustituyó a Arturo González Panero tras su imputación, convocó una reunión de grupo extraordinaria tras leer los datos desvelados ayer por Público, que demostraban su intervención en prácticamente todas las operaciones de la red corrupta en Boadilla.

La información recogía un testimonio revelador de González Panero al admitir que dimitió 'pensando que todo ha pasado por mis manos y terminan poniendo de alcalde al tío que de verdad lo ha hecho. Salimos de Málaga para meternos en malagón. Si hay que cambiar de alcalde no se puede poner a otro que ha intervenido tanto o más que yo'.

Panero acusa a su sucesor de haber intervenido más que él en la trama

La reunión convocada por su sucesor concluyó con la destitución de cuatro cargos de confianza del ex alcalde. Se trata de Rosa Megino, su secretaria, que luego fue asumida por el actual alcalde; Laura Samaniego, asesora de Turismo y prima de la esposa de González Panero; Arantzazu Plaza, directora de Sanidad y Consumo y amiga personal del edil dimisionario, y Josefa Beltrán, defensora del contribuyente y tránsfuga que abandonó Alternativa por Boadilla para pasarse al PP.

Fuentes municipales aseguran que Siguero ha justificado estos ceses por motivos políticos y económicos (cobraban unos 40.000 euros brutos anuales de media), pero 'en petit comité ha reconocido que lo hacía para vengarse de Arturo por sus declaraciones a Público', revela un miembro de la corporación.

El Ayuntamiento no ha confirmado oficialmente los despidos. Un portavoz se ha limitado a explicar que 'los cargos de confianza están a disposición del alcalde'. Cuatro fuentes distintas, incluido el ex alcalde y una de las despedidas, han confirmado los ceses, que se produjeron avanzada la tarde.

La brecha se está abriendo también con otros concejales de la corporación

González Panero aseguró que los ceses 'definen a Juan Siguero y el partido debería tomar cartas en el asunto. Es un sinsentido echar a la gente así, por un calentón'.

González Panero recogió el guante lanzado por su sucesor: 'Si lo que quería es hacerme daño a mí, no lo ha conseguido. Se ha puesto nervioso al leer la información publicada sobre su implicación en los contratos con la trama Gürtel porque es verdad'.

Las relaciones entre Panero y quien fuera su teniente de alcalde están totalmente rotas y la brecha también se está abriendo con otros concejales de la corporación. 'Los gritos que daban en la reunión se oían en el piso de abajo y hay concejales cabreados por las destituciones', asegura una fuente municipal.

Boadilla del Monte fue el epicentro de la trama en la Comunidad de Madrid. La red de Correa obtuvo pingües beneficios en varias operaciones desarrolladas en este municipio, en las que el actual alcalde tuvo un papel destacado, aunque quien está imputado es su predecesor, no Siguero.

Se trata, entre otras, de la adjudicación de la Oficina de Atención al Ciudadano a Easy Concept, la venta de una parcela del Ayuntamiento al constructor José Luis Ulibarri por cuatro millones de euros menos que otras dos constructoras parte de ese ahorro sirvió, según el sumario, para pagar una suculenta comisión a Correa y la cesión de varias parcelas municipales a otra empresa de la trama.