Público
Público

El alcalde de Boiro dice que prendieron fuego para poner en peligro la vida de las personas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El alcalde de Boiro, Xosé Deira, ha asegurado hoy en declaraciones a EFE que el incendio que afecta desde la noche del sábado a su localidad ha sido provocado y ha denunciado que el presunto autor o autores "prendieron (el fuego) para poner en peligro la vida de las personas que luchaban contra el fuego".

El de Boiro es el incendio activo más importante de los que se registran en Galicia, aunque ya se encuentra controlado, según el alcalde, y únicamente queda un foco en lugar de difícil acceso, que no afecta a las casas.

Deira explicó en declaraciones a EFE que sobre la 01.30 horas de esta noche, cuando se encontraban diseñando un cortafuegos y con los accesos al monte controlados por varias patrullas de la Guardia Civil, un nuevo foco comenzó a espaldas de las personas que luchaban contra el fuego.

"Esta noche me convencí de que el fuego fue provocado, porque prendieron para poner en peligro la vida de las personas que luchaban contra el fuego, ya que lo hicieron para sorprenderlos por la retaguardia", señaló Deira.

El pasado viernes murieron dos brigadistas que luchaban contra el fuego en Fornelos de Montes (Pontevedra), en un incendio que la Xunta considera provocado y del que hoy enviará el resultado de su informe al Juzgado número 2 de Redondela.

Boiro es una de las localidades situada en la comarca del Barbanza, que junto con la de la Costa da Morte, la Xunta ha puesto en nivel 2 de alerta, lo que implica el refuerzo con medios militares, unos medios que llegaron ayer con la presencia de 170 militares de la UME.

El fuego, que ha calcinado unas 140 hectáreas, según las primeras estimaciones de la Xunta, quedó controlado sobre las 03.30 horas de esta madrugada y se alejó definitivamente de las casas y de los núcleos de población de la parroquia de Cures, a los que había amenazado hasta entonces.

Con la luz del día, explicó el alcalde, un helicóptero y una avioneta de reconocimiento están inspeccionando el lugar en el que permanece activo el único foco, de "difícil acceso".

"Espero que no haya otro desalmado por ahí", concluyó el alcalde.

En Baiona (Pontevedra), el otro fuego activo de más de veinte hectáreas, que son los incendios de los que informa la Consellería de Medio Rural, quedó controlado a última hora de ayer, pese a las dificultades provocadas por el viento del nordeste, que seguirá soplando hoy.