Publicado: 02.03.2014 12:50 |Actualizado: 02.03.2014 12:50

Un alcalde del PP quiere celebrar el Día de la Mujer en un local de estética franquista

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Herminio Cercas, alcalde del PP del municipio madrileño Pelayos de la Presa, quiere celebrar en un restaurante de clara estética franquista la cena que se prepara para todas las mujeres de dicha localidad por el Día de la Mujer, según denuncia Izquierda Unida.

Cercas se ha distinguido por sus inclinaciones franquistas. En 2013 se negó a aceptar la propuesta del PSOE de cambiar el nombre de la plaza donde se encuentra el Ayuntamiento, llamada del Generalísimo, por el de Plaza de la Constitución. Además, Pelayos es el primer municipio al que se dirigió la Defensora del Pueblo para pedir que se cambiasen los nombres de algunas de sus calles y plazas que ensalzaban a dirigentes de la dictadura franquista. Diversas calles de Pelayos de la Presa, aparte de la plaza del Generalísimo, aún conservan los nombres de algunas figuras destacadas de la represión, como es el caso de José Antonio Primo de Rivera.

La polémica parace perseguir a este alcalde popular. En 2012, volvió a causar cierto revuelo su decisión de expulsar al concejal del PSOE Mario Cuéllar de un pleno por grabarlo con su cámara. Una sentencia del Tribunal Constitucional estableció en 2007 que los plenos se pueden grabar, pero Herminio Cercas objetó que los plenos "no son públicos, hace falta el permiso del alcalde y los medios de comunicación necesitan autorización".

La cena será en el restaurante Mirador de Pelayos, que es propiedad del hermano del alcalde Herminio Cercas. El comedor está decorado con retratos de Franco y de Primo de Rivera, y el dueño del local se presenta en la publicidad junto a un retrato del dictador, con una bandera preconstitucional de fondo.

Izquierda Unida de Pelayos de la Presa ha recalcado que son los responsables públicos quienes deben preservar y transmitir los valores democráticos, razón por la cual exige que el evento se lleve a cabo en un lugar más acorde a los tiempos en que vivimos y al motivo de la fiesta.