Publicado: 09.10.2007 20:40 |Actualizado: 09.10.2007 20:40

El alcalde de Santander retirará una estatua de Franco y un escudo de la República

Será el próximo mes de mayo. El PSOE de la ciudad reprocha al alcalde que dé el mismo trato a los recuerdos de la dictadura y a los del régimen democrático anterior.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El alcalde de Santander, Iñigo de la Serna (PP), ha explicado que la estatua ecuestre de Franco se retirará de la plaza del Ayuntamiento de la ciudad a partir de mayo de 2008, cuando está previsto que comiencen las obras de remodelación de la plaza y del aparcamiento subterráneo.

Preguntado por este asunto en rueda de prensa, de la Serna recordó que el Ayuntamiento prevé finalizar primero las obras de aparcamiento subterráneo de Alfonso XIII, a finales de este mes o principios de noviembre, y ejecutar la remodelación del que está situado en el subsuelo de la plaza de Pombo, que comenzará en enero y tiene un plazo de ejecución de cuatro meses.

Franquismo y III República 

Por tanto, la retirada de la estatua ecuestre de Franco se produciría a partir de mayo de 2008, cuando empiece la reforma del aparcamiento y de la plaza del Ayuntamiento y, aunque el alcalde no precisó en qué momento se retirará, concretó que "simultáneamente" se levantará también el escudo de la República. En cuanto a la retirada simultánea de los dos símbolos, el PSOE de la ciudad ha acusado al alcalde de "equiparar un régimen dictatorial con un régimen legítimo", lo que "supone una ofensa para todos los que defendieron e incluso dieron su vida por la legalidad de la II República".

A juicio de los socialistas, no sólo debiera retirarse la estatua ecuestre de Franco sino que también debieran retirarse todos los símbolos, nombres de calles, etc, "que glorifican a unos españoles que tras un golpe de estado fallido ganaron la guerra en detrimento de otros, los derrotados".

La estatua, al museo

El debate en torno a la estatua ecuestre viene desde lejos. La portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Santander, Ana Rozas, presentó hace dos años varias iniciativas para retirar la simbología franquista de la ciudad. Estas propuestas coincidieron con la retirada de la estatua de Franco en Madrid, y para la socialista, la capital cántabra se convertía en "el último reducto del Estado" que mantenía en sus calles símbolos del franquismo. Exactamente, se refería al monumento a las tropas italianas en la Plaza de Italia en la capital cántabra, y a la estatua de Franco, ubicada en la Plaza del Ayuntamento desde 1964.

En aquel momento, el PSOE pidió al Gobierno regional, liderado por el PP, que la decisión se llevara al Parlamento, en vez de dejarlo en manos del contratista encargado de la remodelación de dicha plaza. El alcalde de Santander durante la pasada lesgislatura, Gonzalo Piñeiro, también del PP, anunció que la estatua de Franco se trasladaría al futuro Museo de Cantabria "con la mayor normalidad" y "sin buscar enfrentamientos" entre los vecinos.