Público
Público

Alcaldes de 34 aldeas turcas dimiten por falta de ayuda para las víctimas del seísmo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Al menos 34 alcaldes de aldeas de la provincia turca de Van han dimitido hasta ahora en protesta por la falta de ayuda a las víctimas del terremoto del pasado domingo, informa hoy la edición digital del diario "Vatan".

A pesar de que desde el Gobierno turco se ha asegurado que las ayudas están llegando a todos los lugares y poblaciones afectadas, estos alcaldes aseguran que no es así y, ante la imposibilidad de asistir a sus vecinos, han presentado su dimisión.

"La gente del pueblo se nos acerca pidiendo ayuda, pero no tenemos nada que ofrecerles", explicó uno de los dimitidos.

De hecho, una encuesta de la empresa demoscópica Andy-Ar para el diario "Milliyet" certifica la falta de ayudas.

Según el estudio, sólo 7 de las 43 aldeas consultadas recibieron asistencia del Estado.

En otras dos aldeas, los únicos representantes del Estado que aparecieron fueron soldados del Ejército turco, cuyo único cometido fue verificar los daños sufridos, pero no repartir ayuda.

El principal problema es la falta de tiendas de campaña en las que cobijarse de las bajas temperaturas, ya que la mayoría de la gente no quiere regresar a su casa por miedo a las constantes réplicas sísmicas.

El viceprimer ministro turco, Besir Atalay, ha admitido que no hay suficientes tiendas de campaña en la región.

"No pudimos calcular que iba a haber una demanda tan grande", reconoció hoy.

De hecho, Turquía solicitó ayer finalmente ayuda internacional, sobre todo infraestructuras para alojar a quienes se han quedado sin hogar.

Siete casas prefabricadas enviadas por Israel llegaron hoy a Ankara y luego fueron trasladadas hasta Van, mientras que otras construcciones de este tipo están en camino desde el Estado hebreo, con el que Turquía mantiene tensas relaciones.

La estatal Administración de Desastres y Situaciones de Emergencia (AFAD) aseguró que hasta hoy se han enviado a la zona del terremoto 25.185 tiendas de campaña, 150 casas prefabricadas de diferentes tipos, casi 110.00 mantas y 1.150 edredones.

Mientras tanto, el número de víctimas del seísmo ha aumentado a 534 muertos y 2.300 heridos, según los datos más recientes de la AFAD.