Público
Público

El Alcobendas anuncia el fin de su proyecto de Asobal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La mala situación económica en la que se encuentra el conjunto del Balonmano Alcobendas ha llevado a sus dirigentes a tomar la difícil decisión de abandonar el proyecto del equipo en liga Asobal, la máxima división del balonmano en España, para dar continuidad así a la cantera.

Ante la escasez de líquido en la caja del conjunto del norte de la capital, Eric Selva, máximo dirigente del club, así como su junta directiva, se han visto en la obligación de tomar la decisión de abandonar el proyecto del equipo en Asobal, para destinar el dinero existente a dar continuidad a la escuela de balonmano, cantera del equipo, que acoge a día de hoy a más de trescientos jóvenes.

Esto significa que el conjunto no puede hacerse cargo de los altos sueldos de los jugadores de la primera plantilla del conjunto masculino, con lo que ya ha manifestado a sus integrantes que tienen carta blanca para abandonar el equipo en el mercado invernal en el que ahora estamos, mientras que estas bajas serían sustituidas por jóvenes del filial.

Por el momento no ha trascendido el nombre de ningún jugador que haya decidido su salida inmediata, pero sí que los representantes han comenzado a moverse buscando nuevos destinos.

Sí que es seguro que el equipo finalizará la temporada en Asobal, y que lo intentará hacer de la manera más digna, e intentará continuar el próximo año, ya sea en la máxima categoría o en División de Honor B, en caso de que descendiera, pero lo haría ya con gente de la casa, en una mezcla de jóvenes talentos y veteranos del equipo, según ha podido saber EFE por fuentes del club.

Eric Salve reveló hoy que en los últimos meses ha visitado más de ochenta empresas de la zona y que sólo ha obtenido buenas palabras pero ningún compromiso de patrocinio ni aportaciones económicas, además de que el dinero comprometido por las administraciones locales y regionales están siendo negociadas a la baja.

El Balonmano Alcobendas es el único club europeo que tiene a sus equipos masculino y femenino en la máxima división nacional, en un proceso de crecimiento que les ha llevado a ocupar cada año cotas más altas del balonmano nacional, hasta este año, en el que el conjunto masculino se encuentra en penúltima posición y en plena racha de malos resultados.