Público
Público

El alcohol influiría en la reaparición del cáncer de mama

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Amy Norton

Entre las sobrevivientes a uncáncer temprano de mama, las que beben algunas copas de alcoholpor semana tendrían más riesgo de sufrir una recurrenciatumoral que aquellas que no consumen bebidas alcohólicas.

Un seguimiento de 1.900 mujeres tratadas por cáncer depecho temprano reveló que, mientras que la gran mayoría notendría una recurrencia tumoral en los siguientes siete meses,el riesgo era relativamente más alto en las que tomaban por lomenos tres o cuatro copas de alcohol por semana, en especial sison mayores u obesas.

Las que bebían eran un 35 por ciento más propensas a tenerun recurrencia y un 51 por ciento más propensas a morir por laenfermedad durante el estudio.

Los resultados, publicados en Journal of Clinical Oncology,se suman a los estudios que cuestionan si beber con moderaciónacortaría la vida de las sobrevivientes al cáncer y apuntan auna relación compleja entre el consumo de alcohol y elpronóstico de las sobrevivientes en el largo plazo.

Tras dividir a las mujeres en subgrupos, los autoreshallaron que beber con moderación estaba más sólidamenterelacionado con el riesgo de recurrencia y de muerte por elcáncer en las mujeres posmenopáusicas (51 por ciento másriesgo) que en las más jóvenes.

Y tras dividirlas según el peso corporal, la relaciónaumentó en las mujeres con sobrepeso y obesidad (un 60 porciento más riesgo) que en aquellas con peso normal.

Es más: beber no estaba asociado con la tasa de mortalidadgeneral en las pacientes durante el estudio, sino sólo con lamortalidad por cáncer de mama. Eso, para los autores,reflejaría el hecho de que beber con moderación reduce elriesgo de desarrollar enfermedad cardíaca, la primera causa demuerte femenina en Estados Unidos.

"Mi consejo para las pacientes es que hablen con su médicosobre los cambios del estilo de vida que quieran hacer trashaber recibido el diagnóstico de cáncer de mama", dijo ladoctora Marilyn L. Kwan, científica de Kaiser Permanente, deOakland, California.

"Luego, podrán considerar los riesgos y los beneficios deconsumir alcohol y en qué cantidad", agregó.

La autora advirtió que los resultados no puedengeneralizarse a todas las mujeres tratadas por tumores másavanzados, ya que el estudio no las incluyó.

Los resultados surgen de 1.897 mujeres tratadas por cáncerde pecho temprano y controladas durante siete años. En eseperíodo, 293 mujeres desarrollaron una recurrencia y 273murieron por el cáncer y otras causas.

Esas cifras coinciden con los promedios nacionales: esteaño se diagnosticarán 207.000 nuevos casos de cáncer mamario enEstados Unidos, con una expectativa de supervivencia a cincoaños del 85-90 por ciento para los casos detectadosprecozmente.

En el estudio, 478 mujeres eran "bebedoras habituales"(entre 3 y 4 bebidas alcohólicas por semana); el 16 por ciento(78) tuvo una reaparición de la enfermedad y el 9 por ciento(42) murió por esa causa.

En cambio, el 14,5 por ciento de las 939 no bebedorassufrió una recurrencia tumoral y menos del 8 por ciento muriópor la enfermedad.

Tras considerar otras variables (edad, peso al momento deldiagnóstico y tratamiento), las bebedoras habituales eran un 35por ciento más propensas a sufrir una recurrencia que las nobebedoras. Tenían también un 51 por ciento más posibilidades demorir por cáncer de mama, lo que aumentaría del 10 al 15 porciento el riesgo absoluto promedio de morir a los cinco años.

FUENTE: Journal of Clinical Oncology, online 30 de agostodel 2010