Público
Público

La alemana Riesch vence a Vonn y Noruega sobrepasa los 100 oros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Por Mary Milliken

La alemana Maria Riesch ganó el jueves la medalla de oro olímpico en Vancouver en la categoría femenina de esquí alpino súper combinado, después de que el intento de la estadounidense Lindsey Vonn por lograr una nueva presea dorada concluyese con una dolorosa caída.

Riesch, que logró recuperarse de una desastrosa carrera en el descenso el día anterior, era todo sonrisas tras su primera medalla olímpica en la montaña de Whistler, mientras que Vonn, ganadora del descenso, terminó golpeando la nieve con su puño después del slalom.

Los Juegos también mejoraron su aspecto para Canadá, nación anfitriona del evento y que ha estado sacudida por una serie de problemas de organización, cuando la patinadora Christine Nesbitt logró la tercera medalla de oro del país en la prueba femenina de 1.000 metros, en el sexto día de la competencia.

Una nueva historia olímpica se escribió también cuando la noruega Tora Berger logró ganar la prueba femenina de biatlón, para lograr la medalla de oro número 100 para su país en unos Juegos Olímpicos de Invierno.

Noruega es el primer país en alcanzar este hito.

Otro noruego rápidamente consiguió la medalla dorada número 101 para su país, después de que Emile Hegle Svendsen ganase el oro en el biatlón masculino de 20 kilómetros.

OJOS SOBRE VONN

El día comenzó con todos los ojos puestos sobre Vonn, tras su impresionante victoria del miércoles, en una jornada marcada por los accidentes en el descenso.

La chica dorada del esquí estadounidense, que llegó a Vancouver con una lesión en la canilla, estaba en camino de acabar en el podio en el combinado, pero se golpeó con una puerta y se desplomó a escasos metros de la línea de meta.

Mientras, Riesch, amiga cercana de Vonn, dijo que consiguió dominar sus nervios para quedarse con la victoria.

"Yo no estaba nerviosa, algo que fue clave", dijo Riesch, señalando que el recorrido no era "tan difícil".

Julia Mancuso, compañera de Vonn en el equipo estadounidense, terminó segunda, agregando otra medalla de plata a su segundo lugar en el descenso, mientras que la sueca Anja Paerson se llevó el bronce tras sobrevivir a un choque a alta velocidad ocurrido el día anterior.

MIEDO MATUTINO

Paerson había decidió competir en la carrera en el último minuto, pero una vez con su bronce en la mano, no dudó en realizar su clásica celebración y sumergir su cara en la nieve.

"Yo estaba muy asustada esta mañana", dijo.

"Me dolía mucho, pero no quería perderme la prueba", agregó.

Estados Unidos lidera el medallero con cinco preseas de oro, tras ganar tres el miércoles, mientras que Alemania avanzó al segundo lugar con cuatro oros después de la victoria de Riesch.

Con tres medallas de oro cada uno se quedaron Noruega, Corea del Sur, Suiza y Canadá.

Ante los vítores de una multitud llena de fanáticos, el patinador Nesbitt logró un oro olímpico tras superar por dos centésimas de segundo al holandés Annette Gerritsen.

Canadá vive actualmente la "fiebre del oro", tras romper el domingo lo que en este país denominaron la maldición de nunca haber ganado antes una presea dorada en unos Juegos realizados en casa.

Canadá ha organizado los Juegos de Montreal 1976 y los olímpicos de Invierno en Calgary 1988.

La jornada del jueves tampoco dio nuevos dolores de cabeza para los organizadores de Vancouver, tras los problemas de mal tiempo de los últimos días, las cancelaciones de entradas y los cuestionamientos por la muerte de un competidor de luge georgiano en un entrenamiento.

Otras dos medallas de oro estaban en disputa el jueves, incluyendo el patinaje artístico masculino individual, uno de los eventos más importantes de los Juegos Olímpicos.

El ruso Yevgeny Plushenko era candidato a convertirse en el primer hombre en más de medio siglo en defender con éxito el título masculino, tras ganar en Turín hace cuatro años.

Plushenko tenía una ventaja sobre el estadounidense Evan Lysacek y el japonés Daisuke Takahashi tras el programa corto del martes, y se ha comprometido a arriesgarlo todo por intentar lograr un salto cuádruple en el programa libre del jueves.

"Sin el 'quad' no hay patinaje artístico masculino", dijo.