Público
Público

Alemania aprueba un segundo plan de estímulo de 50.000 millones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Andreas Moeser

Alemania ha llegado a un acuerdo para aprobar un segundo paquete de estímulo económico para el país, que según el Gobierno asciende a 50.000 millones de euros (67.020 millones de dólares) e incluye una combinación de inversiones, alivios impositivos y apoyo a las compañías, de acuerdo con los términos del acuerdo.

Ocho meses antes de las próximas elecciones, los conservadores de la canciller Angela Merkel y los socialdemócratas del SPD, que comparten el poder en una coalición, acordaron las medidas para ayudar a que la mayor economía europea supere una recesión que podría ser la peor desde la Segunda Guerra Mundial.

"Este es el mayor paquete que la República Federal de Alemania ha visto", dijo el ministro de Finanzas Peer Steinbrueck a la emisora alemana WDR.

Es el segundo plan de estímulo de Alemania en igual cantidad de meses y otras naciones europeas también han anunciado distintos programas.

Francia podría disponer de una asistencia adicional, aparte de un plan que según estima París, asciende a 26.000 millones de euros. Gran Bretaña reveló en noviembre un paquete de 20.000 millones de libras esterlinas (unos 30.000 millones de dólares).

Los economistas elogiaron los planes de Alemania, aunque algunos están preocupados por el impacto que pueda tener sobre el presupuesto y dicen que algunas de las medidas podrían entrar en vigor demasiado tarde.

"Es correcto y bueno que tengamos un paquete de estímulo en el actual ambiente difícil, incluso si incrementa los niveles de deuda. Uno puede discutir los contenidos. Esto es una combinación de numerosas medidas pequeñas", dijo Michael Heise, economista de Allianz.

La clave del paquete alemán es la nueva inversión en infraestructura y educación, que según espera el Gobierno, servirá para mantener puestos de trabajo. El Gobierno federal apunta a inversiones de 14.000 millones de euros y los 16 Estados alemanes contribuirán con sumas adicionales.

El paquete también prevé un total de 1.500 millones de euros en asistencia para la industria automotriz, que según los expertos, explica alrededor de uno de cada cinco empleos de Alemania.

Esas medidas incluyen incentivos valorados en 2.500 euros para las compras de coches nuevos.

Los socios de la coalición también acordaron una serie de medidas para aliviar la carga impositiva de las familias. En el documento, los socios del Gobierno dijeron que el alivio impositivo ascendería a 2.900 millones de euros en 2009, subiendo a 6.050 millones de euros a partir de 2010.

Las tasas impositivas para los ingresos más bajos descenderán ligeramente, mientras que se elevarán los umbrales para las exenciones de impuestos. También habrá cambios en el sistema de categorías de impuestos, que aliviarán la carga fiscal.

El Gobierno había estimado su primer paquete de estímulo, acordado en noviembre, en 31.000 millones de euros, pero los críticos lo cuestionaron por ser demasiado modesto y por incluir medidas que ya se habían anunciado antes.

El impacto de las medidas será crucial para Merkel, quien buscará la reelección en septiembre. Originalmente, Merkel se había resistido a las presiones para que dispusiera nuevas medidas, especialmente reducciones de impuestos.