Público
Público

Alemania apunta al mundo árabe como mayor "reto" para la seguridad global

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ministro alemán de Defensa, Thomas de Maizière, aseguró hoy que los mayores "retos" para la seguridad global son el programa nuclear iraní, la primavera árabe y la falta de avances en el conflicto entre israelíes y palestinos.

Con estas declaraciones de De Maizière arrancó la Conferencia de Seguridad de Múnich (MSC), el "Davos" de la política exterior y de defensa, que entre hoy y el domingo congregará en esta ciudad del sur de Alemania a decenas de ministros, militares, expertos y empresarios de más de 70 países.

De Maizière dijo que Alemania ha asumido su papel internacional a nivel político y militar y destacó que su país es "muy dependiente" de la estabilidad global, en su calidad de cuarta economía mundial y segundo mayor exportador.

"En Europa se habla ahora de demasiado liderazgo alemán, más que de demasiado poco liderazgo", señaló en referencia al papel de Berlín en la resolución de la crisis económica y lo comparó con el abstencionismo alemán en política exterior que siguió a la II Guerra Mundial.

La MSC, una iniciativa privada con 48 años de trayectoria, girará en esta edición en torno al programa nuclear iraní, la revolución siria, el conflicto entre israelíes y palestinos, la seguridad energética, el nuevo papel de Alemania y Europa en el mundo a raíz de la crisis económica y el despegue de Asia de la mano de China.

En este sentido, el presidente de la MSC, Wolfgang Ischinger, aseguró en su mensaje inicial que en la actualidad "se teme más a los bancos que a los tanques", en un juego de palabras en inglés que refleja las incertidumbres derivadas de la crisis financiera y sus implicaciones geopolíticas.

Aunque el debate sobre Irán se integrará oficialmente dentro de la mesa redonda sobre el futuro de Oriente Medio, los expertos consideran que el asunto dominará la mayoría de ponencias y discusiones a lo largo de las tres jornadas del encuentro.

La tensión entre la comunidad internacional y Teherán ha subido enteros en las últimas semanas, con el embargo de la Unión Europea (UE) al crudo iraní, la amenaza del régimen de Irán de bloquear el estrecho de Ormuz y el anuncio de EEUU de que ese país podría desarrollar armamento nuclear en menos de un año.

La organización ha subrayado en los últimos días que ningún representante iraní participará en la conferencia, a diferencia de lo que sucedió hace dos años.

En la cita van a intervenir, entre otros primeros espadas, la secretaria de Estado estadounidense, Hillary Clinton; el primer ministro italiano, Mario Monti, y los titulares de Exteriores de Francia, Alain Juppé; Alemania, Guido Westerwelle; Rusia, Serguéi Lavrov, y España, José Manuel García-Margallo.

Está previsto que tomen parte también en el foro muniqués la alta representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Catherine Ashton; el presidente del Banco Mundial, Robert Zoellick, y el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen.

La celebración de la 48 edición de la MSC ha llevado a cien organizaciones no gubernamentales críticas con la OTAN y el militarismo a convocar una serie de protestas en Múnich, en las que esperan reunir a unos 5.000 manifestantes.