Público
Público

Alemania considera "inaceptable" la decisión de GM

El Gobierno de Alemania pide a la empresa la devolución de los 1.500 millones de ayudas puente aportados para apoyar la operación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ministro alemán de Economía, el liberal Rainer Brüderle, calificó hoy de 'inaceptable' la decisión de General Motors (GM) de suspender la venta del fabricante europeo de automóviles Opel al grupo austro-canadiense Magna.

'El comportamiento de General Motors es totalmente inaceptable', tanto ante los trabajadores como frente a Alemania, dijo Brüderle visiblemente irritado cuando se disponía a asistir al consejo de ministros bajo la presidencia de la canciller, Angela Merkel.

El nuevo ministro alemán de Economía exigió además que General Motors presente con urgencia sus planes para la reestructuración de Opel una vez decidida la suspensión de su venta.

Anteriormente y por boca del portavoz oficial, Ulrich Wiljelm, el Gobierno alemán había lamentado la decisión de GM de suspender la venta de la marca Opel a Magna y ha exigido la devolución de los 1.500 millones de ayudas puente aportados para apoyar la frustrada operación.

'Con esa decisión de ha interrumpido un proceso de inversiones que se había desarrollado a lo largo de más de seis meses por todas las partes implicadas, también GM', señaló Ulrich Wilhelm.

Añadió que el concepto para Opel desarrollado por Magna y el banco ruso Sberbank, favorecido también hasta el final por la propia General Motors, se ha caracterizado por una 'lógica industrial convincente'.

Wilhelm subrayó que el Gobierno alemán espera ahora que General Motors refuerce la capacidad de rendimiento de Opel y que limite al mínimo las consecuencias de su necesaria reestructuración.

Asimismo espera que General Motors devuelva dentro de los plazos contractualmente previstos las ayudas puente a Opel de 1.500 millones de euros aportadas por el instituto financiero estatal alemán KfW y los bancos de los estados federados afectados.