Público
Público

Alemania emite una orden de búsqueda para un sospechoso nazi

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La fiscalía alemana ha emitido una orden de arresto para el estadounidense de 88 años John Demjanjuk bajo la sospecha de que contribuyó a los asesinatos de al menos 29.000 judíos como guardia de un campo de concentración nazi.

Demjanjuk está acusado de colaboración en la muerte de judíos entre marzo y septiembre de 1943 en el campo de concentración de Sobibor, ahora parte de Polonia, informaron en un comunicado los fiscales de la ciudad de Múnich.

Quieren la extradición del fabricante de partes de automóviles retirado.

"Tan pronto como sea acusado en Alemania, tenemos la intención de examinarle y acusarle de complicidad en 29.000 asesinatos", dijeron los fiscales en un comunicado.

Nacido en Ucrania, Demjanjuk niega cualquier implicación en crímenes de guerra. Dijo que fue miembro del Ejército soviético y prisionero de guerra en 1942. Posteriormente se fue a Estados Unidos.

En los años 70, se le retiró la ciudadanía estadounidense después de ser acusado de ser "Iván el Terrible", un guardia en el campo de concentración de Treblinka. Demjanjuk fue extraditado a Israel en 1986.

En 1988 fue sentenciado a muerte, después de que supervivientes del Holocausto le identificaran como un guardia en Treblinka. Pero el Tribunal Supremo israelí revocó la decisión, cuando nuevas pruebas mostraron que otro hombre fue probablemente el famoso "Iván".

Demjanjuk regresó a su hogar en Cleveland en 1993 y Estados Unidos le devolvió la ciudadanía en 1998.

El Departamento de Justicia de EEUU volvió a abrir el caso en su contra en 1999, indicando que trabajó para los nazis como guardia en otros tres campos de concentración y ocultó los hechos cuando emigró.

El año pasado, el investigador jefe de los crímenes de guerra nazi de Alemania, Kurt Schrimm, pidió a los fiscales de Múnich, donde Demjanjuk vivió antes de emigrar a EEUU, que le acusaran de complicidad en la muerte de 29.000 judíos.

Schrimm dijo que su oficina tenía pruebas de que Demjanjuk había sido guardia en Sobibor y llevó personalmente a judíos a las cámaras de gas.

El ex yerno de Demjanjuk, Ed Nishnic, dijo que no había habido una petición de extradición y que llevaría varias semanas.

Nishnic, que es el portavoz de la familia, indicó que la orden de búsqueda era el resultado de una "presión política implacable" del Centro Simon Wiesenthal, que persigue sospechosos de crímenes de guerra nazis, sobre el Gobierno alemán.

El Departamento de Justicia de EEUU dijo que continuaría cooperando con las autoridades alemanas, dijo una portavoz.