Público
Público

Alemania recomienda la insolvencia de Opel

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La UE hizo un llamamiento al atribulado fabricante de automóviles General Motors para que aclare los planes que tiene para sus activos europeos, mientras un ministro alemán dijo que la insolvencia sería una opción para Opel.

Mientras los fabricantes de automóviles en todo el mundo luchan contra un desplome de las ventas, el debate continúa sobre el futuro de los activos europeos de General Motors, con el foco puesto en la marca alemana Opel.

El ministro del Interior alemán, Wolfgang Schaeuble, dijo que la percepción pública de que la insolvencia está asociada a la bancarrota es errónea.

"Debemos agarrarnos a esto para sobrevivir a semejante crisis, las reglas modernas de la insolvencia son una mejor solución que la toma de una participación por parte del Estado", dijo en una entrevista publicada el viernes.

con sede británica - serían parcialmente segregadas de su matriz.

Dijo que la unidad independiente necesitaría 3.300 millones de euros en ayuda estatal.

El ministro de Economía alemán, Karl-Theodor zu Guttenberg, se reunió con ejecutivos de Opel y GM en Berlín el viernes y dijo que la decisión sobre ayuda estatal tomaría varias semanas.

GM también pidió ayudas a otros Gobiernos europeos.

La Comisión Europea había hecho el jueves un llamamiento a una reunión de países del bloque afectados por GM, diciendo que la compañía no había informado a la UE de sus problemas.

Mientras tanto, se esperaba que la proveedora de suministros Continental emitiera un comunicado, para discutir su futuro con su accionista Schaeffler.

El muy endeudado fabricante de recambios Schaeffler tiene una participación de casi el 50 por ciento en Continental y transfirió otro 40 por ciento a bancos para asegurarse de seguir como accionista minoritario bajo un acuerdo al que se llegó el año pasado para dar fin a una agria disputa de absorción.

La alemana Robert Bosch dijo el viernes que no estaba en negociaciones para comprar una parte o la totalidad de Schaeffler, tras una información de prensa que hablaba de un interés en el rentable negocio industrial de ésta.

En una nueva señal de los problemas que afectan a los proveedores de insumos mientras cae la venta de coches nuevos, al menos tres de los grandes fabricantes de neumáticos han cancelado contratos de largo plazo para comprar caucho indonesio.

Vendedores han dicho que SMPT, brazo comprador de caucho de Michelin, Yokohama Rubber y Continental han informado de cancelaciones.

La japonesa Mitsubishi Motors ha recortado producción en su planta tailandesa en un 60 por ciento y está demorando su planeada producción de un "eco auto" que debía empezar a finales de 2010.

Kia Motors, el segundo fabricante de automóviles surcoreano, dijo que planeaba emitir bonos a tres años por un importe de 400.000 millones de wons (unos 203 millones de euros) para apuntalar sus cuentas en medio de la crisis crediticia mundial.

Asimismo, el diario alemán Sueddeutsche Zeitung informó de que la francesa Peugeot Citroen estaba negociando la extensión de su alianza de motores con la alemana BMW.