Público
Público

Alemania, Reino Unido, Italia y Francia anuncian que reconocerán a Kosovo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Alemania, Reino Unido, Italia y Francia reconocerán esta semana a Kosovo como Estado independiente, según anunciaron hoy en Bruselas sus ministros de Exteriores.

El jefe de la diplomacia alemana, Frank-Walter Steinmeier, aseguró en una rueda de prensa que otros 13 países de la Unión Europea tomarán "muy rápidamente" una decisión similar a la anunciada hoy por los cuatro mayores Estados de la Unión.

Los ministros de estos países hicieron sus respectivos anuncios en sendas ruedas de prensa pocos minutos después de que el Consejo de Ministros de Exteriores acordase una declaración común sobre la proclamación de la independencia.

Ahora corresponde a cada Estado miembro decidir si reconoce al o nuevo Estado, algo que España no hará, tal y como ha anunciado el ministro español de Exteriores, Miguel Ángel Moratinos.

El titular francés, Bernard Kouchner, explicó que el presidente de la República, Nicolas Sarkozy, remitirá esta noche una carta a las autoridades kosovares informándoles de la decisión de París de reconocer al nuevo país.

El Reino Unido utilizará el mismo mecanismo y enviará un mensaje esta noche o mañana, según informó el ministro británico, David Miliband.

Steinmaier señaló que Alemania tomará la decisión oficialmente el miércoles durante una reunión de su Gobierno en Berlín.

Por su parte, el responsable italiano de Exteriores, Massimo D'Alema, señaló que su Ejecutivo presentará la decisión al Parlamento el miércoles para reconocer a Kosovo como "un país independiente bajo supervisión internacional".

En su comparecencia, Kouchner -al igual que Steinmeir- mostró su confianza en que "durante los próximos días" la "mayoría" de los países de la UE reconocerán también a Kosovo.

En este sentido, el ministro belga, Karel de Gucht, anunció que su país reconocerá también a Kosovo a través de un real decreto que podría ser aprobado mañana mismo.

Koucher confió en que la independencia kosovar ponga fin a "un largo periodo de crisis y tensión" en los Balcanes e insistió en que no debe verse como "una derrota de Serbia".

Además, recalcó que -tal y como señalaron los Veintisiete en las conclusiones que aprobaron hoy- el caso de Kosovo es único y no supone en precedente para otras regiones.