Público
Público

Alemania vuelve a ejercer el papel de locomotora europea

La economía germana sorprende con una tasa de crecimiento del 0,7% en el tercer trimestre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Alemania ha cumplido una vez más su función de locomotora de la economía europea. Según datos provisionales de la Agencia Federal de Estadística (Destatis), el Producto Interior Bruto (PIB) alemán creció en un 0,7% en el tercer trimestre del año, cifra que sorprendió a algunos economistas. Destatis también corrigió ligeramente al alza el crecimiento del segundo trimestre, que fue del 0,4% y no del 0,3% calculado hasta ahora.

En el primer trimestre del año, la economía alemana se hundió un 3,5%, la mayor contracción desde la introducción de las comparaciones intertrimestrales en 1970. Ahora, "tras la caída en el semestre de invierno, parece que continúa la tendencia positiva de la economía", señaló Destatis. Las exportaciones y las inversiones de las empresas explican el crecimiento, que se mantiene a pesar del retroceso del consumo privado.

La recesión deja huella: sólo se ha recuperado un 25% de la caída

Pero los datos evidencian aún la profunda huella de la recesión. Respecto al tercer trimestre de 2008, la economía alemana se contrajo en un 4,7%. Aun en el caso de que los datos del último trimestre sean parecidos a los del tercero, como esperan los expertos, la economía sólo habrá recuperado una cuarta parte de la caída de la producción que provocó la crisis, dijo ayer Jörg Krämer, economista de Commerzbank.

El principal problema de Alemania sigue siendo el déficit, que en opinión de los expertos rondará el 5% del PIB en 2010. "El Gobierno aún no ha dicho cómo piensa reducirlo", señaló a Público el experto en coyuntura Joachim Scheider, del Instituto de Economía Mundial (IfW) de Kiel. "Pretenden estimular el crecimiento con la esperanza de reducir el déficit a medio plazo, algo que en opinión de los economistas no tiene sentido. Tarde o temprano van a tener que poner la verdad sobre la mesa. O se contiene el gasto y se recortan inversiones de forma masiva, o habrá que subir los impuestos", cree Scheider.

Falta financiación

El comité de sabios critica la rebaja de impuestos

Esa opinión se alinea con las críticas de los cinco sabios, el grupo de expertos que asesora al Gobierno alemán, al programa de alivio fiscal de la canciller democristiana Angela Merkel y sus nuevos aliados liberales. En su último informe, presentado ayer, los sabios critican la falta de un plan de financiación para esas bajadas de impuestos, y advierten de que los programas anticrisis frenan las inversiones en educación e innovación y "ponen en juego" el futuro. Eso sí, los sabios cuentan con un crecimiento del 1,6% en 2010 después de un 5% negativo para todo este año. El Gobierno espera un 1,2%.

Los problemas se notarán en el mercado laboral. Con una tasa de paro del 7,7%, Alemania resiste de momento las embestidas de la crisis. Pero los sabios lo ven negro y señalan que "la recuperación probablemente no bastará para evitar despidos en volúmenes considerables". Las previsiones de Scheider son similares: "A partir de principios del año que viene, el paro va a experimentar una fuerte subida y el clima se ensombrecerá conside-rablemente".