Público
Público

Alemania vuelve lentamente a la normalidad tras el temporal de nieve

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La caótica situación que han vivido en los últimos días los aeropuertos y carreteras de Alemania comenzó hoy a aliviarse, después de que amainase ligeramente el temporal de nieve y frío que ha barrido el país por completo de oeste a este.

Según varios medios locales, la situación del tráfico rodado en la red viaria y la operatividad de los principales aeródromos de Alemania está regresando poco a poco a la normalidad tras los centenares de vuelos cancelados y las retenciones kilométricas durante la jornada de ayer.

En este sentido, los mayores aeropuertos del país, con Fráncfort (oeste), Múnich (sur), Düsseldorf (oeste) y Tegel-Berlín (noreste) a la cabeza, están en funcionamiento, aunque de forma algo precaria: muchos acumulan retrasos y anulaciones en muchas de sus rutas.

Un portavoz del aeropuerto internacional de Fráncfort, el de mayor tráfico de la Europa continental, aseguró que hasta las nueve de la mañana (08.00 GMT) un total de cien vuelos previstos para hoy han sido cancelados, lejos de los 560 que se suspendieron ayer de los 1.400 programados.

Por su parte, la situación en las carreteras germanas ha mejorado visiblemente y en el estado federado de Renania del Norte-Westfalia, la región más afectada por copiosas nevadas, apenas se registraron atascos a primera hora del sábado, cuando ayer llegaron a sumarse cerca de 200 kilómetros de retenciones.

No obstante, el Servicio Meteorológico Alemán (DWD) advirtió de que el descenso de las precipitaciones en forma de nieve no va a ir acompañado de una subida de las temperaturas, que se mantendrán bajo cero en gran parte del país.

Este fuerte temporal de nieve y viento denominado "Petra", que entró el jueves por el noroeste alemán, obligó ayer a cancelar varios centenares de vuelos en todo el país, cerró decenas de escuelas, provocó centenares de accidentes de tráfico, y que algunas gasolineras se quedasen sin combustible por problemas de suministro.

La situación de emergencia nacional se activó el jueves por la tarde, cuando las autoridades alemanas declararon la alerta roja meteorológica en gran parte del país.

Alemania lleva casi tres semanas de forma prácticamente ininterrumpida bajo una capa de nieve, lo que ha dificultado el tránsito rodado, el tráfico aéreo y ha provocado cortes en los servicios ferroviarios.