Público
Público

Alemania y Francia se estancan en el último trimestre de 2011

El país germano se contrae un 0,2% mientras que Francia apenas progresa un 0,2%. Italia vuelve a la recesión al caer un 0,7%

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La economía de Alemania se contrajo en el último trimestre de 2011 al reducirse su Producto Interior Bruto (PIB) un 0,2% frente al trimestre anterior, anunció la Oficina Federal de Estadística.

La contracción, que había sido vaticinada por expertos de todos los institutos de estudios económicos, fue, sin embargo, menor de lo esperada, señalaron los técnicos del instituto público con sede en Wiesbaden, en el centro del país. En una primera estimación en enero pasado, los propios técnicos de Destatis habían augurado que el PIB alemán podía haber retrocedido un 0,25% en el último trimestre de 2011, mientras algunos institutos se habían mostrado mas pesimistas aún.

Destatis subrayó que, además, en la comparación interanual el PIB alemán se incrementó un 1,5% en el último trimestre de 2011 frente al mismo periodo de 2010. Asimismo señalaron que la economía alemana registró en 2011 un crecimiento del 3,0% frente a 2010 y confirmaron así sus primeras estimaciones de enero.

En ese sentido destacaron que, aunque el crecimiento de la economía alemana se ha ralentizado, todos los trimestres de 2011 registraron un crecimiento en la comparación interanual con el año anterior.

La debilidad del PIB alemán en el último trimestre se debió a un retroceso del comercio exterior y una disminución del consumo, mientras las inversiones en el sector de la construcción fueron mas elevadas en el trimestre anterior.

Los técnicos de Destatis informaron finalmente de que en el último trimestre de 2011 un total de 41,6 millones de personas tenían trabajo regular en Alemania, un 1,4% o 560.000 empleados mas que en el último trimestre de 2010.

Por su parte, Francia creció apenas un 0,2% en el cuarto trimestre según el INSEE, el Instituto Nacional de Estadística galo, ralentizando su progreso respecto a los tres meses precedentes, cuando subió un 0,3%.

En los tres últimos meses de 2011, la demanda interior tuvo una contribución positiva en el PIB global de tres décimas, y el comercio exterior de siete décimas, al tiempo que las variaciones e existencias restaron ocho décimas. Entre octubre y diciembre las exportaciones francesas subieron un 1,2% y las importaciones cayeron un 1,2%.

La economía había progresado un 0,9% en el primer trimestre, pero esa marcha positiva se vio cortada en el segundo, con una caída del 0,1%.

El crecimiento económico en 2011 fue del 1,7 %, superior al 1,4 % constatado en 2010, se debió en primer lugar a la demanda interna, que aportó un punto de PIB, mientras que las variaciones de existencias de las empresas contribuyeron con nueve décimas, destacó el INSEE. Por el contrario, el comercio exterior tuvo un impacto negativo sobre el PIB, a la inversa de lo que había ocurrido en el ejercicio precedente, precisó el comunicado.

El ministro francés de Finanzas, François Baroin, destacó que la cifra de 2011 es 'conforme' a la que desde el pasado mes de agosto había mantenido el Gobierno, del 1,75 %, y por eso se reafirmó en sus últimas proyecciones para este ejercicio. En un comunicado Baroin señaló que el resultado obtenido entre octubre y diciembre 'conforta la previsión del Gobierno del 0,5 % para el conjunto del año'. Hasta finales de enero, el Ejecutivo esperaba un alza del 1 % del PIB para 2012, pero lo redujo a la mitad con el argumento de que la crisis de la zona euro había modificado los parámetros.

Italia ha entrado oficialmente en recesión al contraerse su PIB en el cuarto trimestre de 2011 un 0,7 % respecto al trimestre anterior, según el Instituto Nacional de Estadística (ISTAT). El PIB italiano ya había bajado un 0,2 % en el tercer trimestre de 2011 con respecto al segundo trimestre del mismo año.

Si se comparan datos interanuales, el PIB italiano ha bajado un 0,5% en el cuarto trimestre de 2011 respecto al mismo periodo del año anterior. De esta manera, Italia vuelve a entrar en recesión, después de que esta terminase en el segundo trimestre de 2009.

El crecimiento del PIB en 2011, según el Istat, fue del 0,4 %, respecto al 1,4 % que se había registrado en 2010.  Las previsiones del Istat para el 2012 apuntan a que, en el caso de que no se experimente ninguna variación coyuntural, el PIB se contraerá un 0,6. Las estimaciones que había realizado el Gobierno eran de una contracción en 2012 del 0,4 %. Por otra parte, el Banco de Italia en el boletín económico relativo a los datos de diciembre de 2011, que fue publicado hoy, informó de que la deuda italiana en 2011 creció un 2,98 %.